24 de Mayo de 2019 | La Realidad Política
El Discurso - La realidad política  El Discurso - FacebookEl Discurso - Twitter

Exhibiran mas de 2 mil primaveras de historia del perfume en Paris

El Discurso
Miercoles, 17 de Abril de 2019

Gracias a un gua, los visitantes descubrirn un rgano del perfumista, que cuenta con 400 frascos para crear composiciones y se utiliz hasta el siglo XX.       ver galería

El perfume se us en los ritos funerarios antes de Cristo, as como para disimular los olores hediondos en la Edad Media y como lujo y placer en la actualidad. Un mundo fascinante contado en un nuevo museo en Pars.

En un palecete privado frente a la pera Garnier, en el centro de la capital francesa, en la casa fundada por la familia Fragonard, basada en Grasse, se muestra un arte vinculado a esta ciudad de la Costa Azul, cuna de la perfumera mundial que en 2018 fue inscrita en la lista del patrimonio cultural inmaterial de la Organizacin de las Naciones Unidas para la Educacin, la Ciencia y la Cultura.

Si traigo aqu a mis hijos no quiero que se aburran. Tambin quiero que los turistas chinos que vienen a Francia se queden con una visin fundamental del oficio, explica Agns Costa, descendiente de la dinasta Fragonard y quien dirige la creacin de esta casa.

Gracias a un gua, los visitantes descubrirn un rgano del perfumista, que cuenta con 400 frascos para crear composiciones y se utiliz hasta el siglo XX, e intentarn unir fragancias de flores en un juego olfativo.

Uno de los platos fuertes de la muestra es el cofre de Mara Antonieta, la reina perfumada, quien al contrario que sus contemporneos franceses mantuvo buenos hbitos de higiene, heredados de su infancia en Viena.

Los pomander, recipientes de metal en los que se guardan esponjas impregnadas de aceite esencial, sirven para contar la Edad Media. Entonces el perfume se convirti en un sinnimo de paganismo para la Iglesia, aunque se le segua concediendo el poder de repeler las epidemias que aportaba el agua. Los hombres que participaban en cruzadas regresaban con especias raras u otros materiales olorosos.

Los vinagres de los frascos tenan un olor muy fuerte para devolver la conciencia a las mujeres que se desmayaban debido a lo apretados que usaban los corss.

En el siglo XVIII se produjo un cambio: los perfumes, que se volvieron ms sutiles, dejaron de usarse para tapar los malos olores del da a da y se convirtieron en cuestin de placer. ?Actualmente nos gustan los perfumes ms areos, ms ligeros. Si les hago oler un perfume del siglo XX, se sorprenderan. Eran muy pesados. Cuando se deca una gota, era una gota: el gesto del pschitt no exista?, destaca Costa.

El gusto por el perfume vara en funcin de la geografa, cuenta Costa: A los franceses les gustan las aguas de colonia, los perfumes ligeros, florales, y a los estadunidenses, los perfumes embriagadores. Nuestro perfume para nio de tostada con chocolate tiene mucho xito entre las mujeres japonesas. Los chinos tienden hacia el exterior, les gustan las cosas que huelen fuerte, como a los rusos.

Los modos de fabricacin y materiales empleados tambin han cambiado mucho. Los perfumistas ya no trabajan con un rgano de perfumes, sino con papel y lpiz. Como los compositores que tienen la msica en su cabeza, hacen sus frmulas y escriben.

Las leyes que prohben o limitan las materias susceptibles de provocar alergias, como los de origen animal, la bergamota o la flor de azahar, hacen ms compleja la produccin del perfume y limitan la creatividad, cuenta Costa.

?Debemos retrabajar constantemente las antiguas frmulas. La gente dice: ?el perfumista economiza, mi perfume ya no es el mismo?. Pero no siempre es culpa del perfumista, a menudo es la ley la que nos obliga a retirar materias primas que estn muy concentradas, segn las normas del ao?, concluye.

Copyright © 2019 El Discurso · eldiscurso.com.mx
powered by

Visitas: 4997414