20 de Octubre de 2019 | La Realidad Política
El Discurso - La realidad política  El Discurso - FacebookEl Discurso - Twitter

Gabriel Garca Mrquez en el Museo de Antropologa

El Discurso
Domingo, 14 de Octubre de 2012

Escritor Gabriel Garca Mrquez galardonado en Museo Antropologa. Foto Octavio Nava       ver galería

Al cierre del Encuentro Nuevos Cronistas de Indias 2, la obra del autor colombiano fue motivo de dilogo entre periodistas latinoamericanos

El coloquio fue organizado por el Conaculta y la Fundacin Gabriel Garca Mrquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano

La obra de Gabriel Garca Mrquez nos representa, nos describe como latinoamericanos, y cada uno de nosotros nos reconocemos en sus textos, cuyos cimientos siempre parten de la crnica, coincidieron periodistas de Nicaragua, Puerto Rico, Venezuela y Estados Unidos, al participar en la clausura del Encuentro Nuevos Cronistas de Indias 2, la noche de este 12 de octubre en el Museo Nacional de Antropologa.

En la ltima mesa de este ciclo de actividades, organizadas por el Conaculta y la Fundacin Gabriel Garca Mrquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano, estuvieron presentes Sergio Ramrez, de Nicaragua; Hctor Feliciano, de Puerto Rico; Sergio Dahbar, de Venezuela y Jon Lee Anderson, de los Estados Unidos, bajo la moderacin de Jaime Abello, director del encuentro.

Sobre el recorrido periodstico de Gabriel Garca Mrquez que lo llevo a tener numerosas metamorfosis como columnista, reportero, cronista y corresponsal, para medios como El Espectador, de Bogot, Jaime Abello record que durante algn tiempo, Mrquez fue colaborador en Mxico de diversas revistas, pero sin firmar sus reportajes, pues como extranjero no se le permita.

Adems de periodista de dedicacin plena, ha sido tambin un formador de periodistas, convencido de que los talleres son la mejor manera de forjar profesionales, es decir, con la prctica, que permite llegar a ese punto donde este oficio se funde con la literatura.

Hctor Feliciano, destac la calidad que Mrquez imprima siempre en cada texto, donde el lector encuentra todo un caudal de riqueza, siempre conjugando el periodismo y la literatura, de lo que describi como un laboratorio personal.

El desarrollo una gran crnica con Cien aos de soledad, l utiliza una especie de vivero lleno de riqueza y de semillas que florecen hacia la literatura.
Mencion que cuando Garca Mrquez recibi el Premio Nobel de Literatura, el mismo comit reconoci el valor del periodismo en su literatura, quedando para siempre marcados para sus lectores esta referencia en sus textos.

Por su parte, Jon Lee Anderson record sus primeros encuentros con Garca Mrquez, quien entenda a profundidad las necesidades del oficio periodstico, confesando que durante los talleres que se han realizado gracias a su fundacin, le recordaron el espritu que ha seguido el escritor colombiano.
En los talleres en los que he participado, me ha conmovido cmo ese espritu sigue intacto, mostrando cmo el legado de este autor sigue vigente en todos los mbitos. Sin duda estas reuniones son un patrimonio que nos ha heredado a todos para resaltar ese oficio divino de la crnica.

Sergio Ramrez, record cuando en los conflictos polticos de Nicaragua, Garca Mrquez fue el intermediario para decirle al presidente Carlos Andrs Prez que haba ms de mil rebeldes listos para levantarse en armas, cuando en realidad no haba ni ochenta.
Su vinculacin con Nicaragua fue muy profunda, sobre todo a travs del periodismo, donde es famosa su crnica sobre el asalto al Palacio Nacional, creo que cuando l escribe un reportaje se coloca estilsticamente en el papel de periodista para irse a la prosa directa y efectiva para narrar los hechos, sin esas elipsis o exageraciones que estn presentes en sus novelas.

Record que cuando uno abre el libro Historia de un secuestro, de inmediato se presenta la informacin directa, sin el olor de la mentira, dejando de manifiesto la capacidad de Mrquez para lograr un rigor absoluto en la informacin.

Sergio Dahbar rememor su acercamiento a la Fundacin Gabriel Garca Mrquez, y cmo el escritor colombiano se sumaba a las causas de los participantes, dejando clara la necesidad de hacer evolucionar al periodismo latinoamericano.

Ese laboratorio en el que compartamos con l talleres era sumamente inspirador, porque a menudo los editores se daban cuenta de cmo sus medios haban cado en una rutina y que necesitaban urgentemente descubrir donde se haba extraviado el oficio.

Y agreg: Como periodista venezolano uno se encuentra con el mito de Garca Mrquez en nuestra tierra, yo me encontr el mo cuando supe que el escritor sola perseguir a las periodistas con piernas bonitas en las redacciones. En realidad l fue una inspiracin en tiempos lgidos para mi pas, estando en los momentos precisos cuando se comenz a crear una revolucin contra la bota militar, los registros que hay en la revista Momento, reporteadas por l, son un ejemplo del periodismo libre.

Copyright © 2019 El Discurso · eldiscurso.com.mx
powered by

Visitas: 5686591