23 de Octubre de 2020 | La Realidad Política
El Discurso - La realidad política  El Discurso - FacebookEl Discurso - Twitter

Restauracion devela huellas en la Piedad florentina

El Discurso
Jueves, 17 de Septiembre de 2020

La limpieza, la primera conocida de la escultura, es minuciosa: los restauradores usan hisopos sumergidos en agua caliente desionizado para retirar la capa de suciedad acumulada.       ver galería

Una restauracin de una de las esculturas de Miguel ngel de la Virgen Mara y Jesucristo ha develado detalles hasta ahora desconocidos, incluyendo marcas de las herramientas del artista, ocultos bajo siglos de polvo y cera.

Personal del Museo dell?Opera del Duomo en Florencia, Italia, comunic el mircoles que la limpieza de la Piedad florentina (tambin llamada Piedad Bandini), que comenz el ao pasado pero se suspendi debido a la pandemia del coronavirus, fue reanudada y que el pblico ahora puede acudir en grupos pequeos a ver a los restauradores trabajando.

La limpieza, la primera conocida de la escultura, es minuciosa: los restauradores usan hisopos sumergidos en agua caliente desionizado para retirar la capa de suciedad acumulada en las grietas de la enorme pieza de mrmol de Carrara.

La tercera

Miguel ngel esculpi la Piedad florentina entre 1547 y 1555, cuando tena casi 80 aos. Es la tercera Piedad conocida del maestro renacentista. Una ms temprana se encuentra en El Vaticano, cerca de la entrada de la Baslica de San Pedro, y una posterior, la Piedad Rondanini, est en un museo en Miln.

El centro de arte en Florencia consider que, a diferencia de las otras dos, en las que el cuerpo de Jesucristo es sostenido slo por su madre, en la Piedad Bandini es tambin cargado por Mara Magdalena y el personaje bblico de Nicodemo, cuyo rostro es un autorretrato del propio Miguel ngel.

El escultor pensaba colocar la escultura en una capilla en Roma, cerca de donde imagin tener su tumba, pero el museo declar que eventualmente abandon la obra y hasta trat de destruirla antes de drsela a un sirviente.

Copyright © 2020 El Discurso · eldiscurso.com.mx
powered by

Visitas: 7004325