16 de Octubre de 2017 | La Realidad Política
El Discurso - La realidad política  El Discurso - FacebookEl Discurso - Twitter

Detrás de cámaras existe una dolorosa y clamorosa ausencia de mujeres

El Discurso
Miercoles, 04 de Octubre de 2017

En la imagen, la directora argentina Anahí Berneri sonríe tras recibir la Concha de Plata por Alanis.       ver galería

Noventa por ciento de las películas de ficción realizadas en 2016 en Iberoamérica y 79 por ciento de los documentales fueron dirigidos por hombres, según datos de las 798 cintas analizadas por la Federación Iberoamericana de las Academias de Artes y Ciencias Cinematográficas (Fiacine), que celebró el primer foro de cineastas iberoamericanas en el contexto de la 65 edición del Festival de San Sebastián.

La directora general de Fiacine, María Fernanda Céspedes, y Azucena Rodríguez, representante de la Academia de Cine española en Fiacine, presentaron a finales de septiembre algunas conclusiones de este foro, entre las que destaca que existe una dolorosa y clamorosa ausencia de mujeres tras las cámaras.

Para ello, han planteado dos metas: contabilizar a las mujeres que están en el cine, saber cuántas hay de verdad, qué hacen y visibilizarlas, así como crear una página web en cada país miembro de Fiacine en la cual se muestre a las mujeres que se dedican al séptimo arte.

No existe paridad

Pensábamos que la paridad existía en nuestros países, y realmente los números son otros. Aquí nacen nuestros propósitos: unir academias y países para más visibilidad a la mujer, dijo Céspedes.

Además de enfatizar el escaso porcentaje de mujeres en la cinematografía, se puso de relieve la presencia femenina en las propias academias: de los 3 mil 718 miembros a escala iberoamericana, 31 por ciento son mujeres. Por especialidades: en dirección, 18 por ciento; en producción, 27 por ciento; en guion, 22 por ciento; en dirección de fotografía, 7 por ciento; en dirección de arte, 43 por ciento; en sonido directo, 7 por ciento; música original, 7 por ciento; montaje, 22 por ciento, e interpretación, 51 por ciento.

Somos muy pocas mujeres detrás de la cámara y lo que vemos en la pantalla no hace justicia a las mujeres de verdad, reproduce estereotipos que no nos representan. Estamos ausentes del relato, lamentó Rodríguez.

La experiencia sueca

Una de las personas invitadas a este primer foro de cineastas iberoamericanas fue la directora del Instituto de Cine Sueco, Anna Serner, quien de 2012 a 2015 consiguió elevar la presencia de cineastas mujeres de 26 a 50 por ciento, señaló Rodríguez.

Según relató Serner a la prensa, su estrategia consistió en ofrecer como alternativa a las cuotas la elección de la calidad, más allá del género y de los prejuicios hacia las mujeres.

Entre los argumentos que observó en la resistencia destacó la ausencia de financiamiento de proyectos.

Además, lamentó que a los hombres no se les exige experiencia, sino que se les elige con base en su potencial. Como antídoto, las cineastas consolidadas intercambiaron experiencias con las emergentes. A este obstáculo se suman las advertencias sobre la competencia y los problemas para compatibilizar el trabajo del cine con la familia.

La directora del Instituto de Cine Sueco señaló que prefiere no aplicar cuotas de género, aunque aclaró que no les teme, porque está convencida de que las mujeres tienen la misma calidad para hacer películas que los hombres.

Agregó que es el individuo y no el género el que tiene la capacidad (...) Las mujeres dirigen buena calidad cuando se les permite. Esto supone que el resto de realizadores tienen que ponerse al día, subrayó Serner.

Copyright © 2017 El Discurso · eldiscurso.com.mx
powered by

Visitas: 3043949