21 de Julio de 2024 | La Realidad Política
El Discurso - La realidad política  El Discurso - FacebookEl Discurso - Twitter

El carnaval de Brasil oculta divisiones raciales

Michael Astor/AP
Viernes, 16 de Febrero de 2007

Los negros suelen quejarse de que los codiciados papeles de las bailarinas protagnicas son asignados a actrices de piel blanca. Foto AP       ver galería

Salvador, Brasil, 16 de febrero. Mientras la banda multirracial encaramada en un camin remolque interpreta una frentica meloda de carnaval, la multitud que se agita debajo revela un caleidoscopio de tonos de piel, desde el ms oscuro hasta el blanco ms plido.

En ningn otro momento es ms aparente la visin de Brasil como una democracia de diversidad racial que durante el carnaval, cuando millones de personas de raza blanca y negra, ricas y pobres, se agolpan una contra otra en una fiesta anual que comienza el viernes en la mayor parte del territorio.

Sin embargo, las celebraciones encubren tensiones subyacentes en una nacin con ms negros que cualquier pas despus de Nigeria, y donde la mayora de los pobres son descendientes de africanos, mientras que la mayor parte de los ricos provienen de antepasados europeos.

Aproximadamente la mitad de los brasileos tienen piel oscura, pero menos del 3% de los graduados universitarios son de raza negra, segn un estudio de la Universidad Federal de Ro de Janeiro.

"El carnaval es un momento en que se suspenden las normas que rigen la interaccin social", dijo el socilogo Roberto Da Matta. "Los estadounidenses tienden a tomar esto literalmente: que no existen prejuicios, ninguna regla explcita para los negros. Pero hay todo tipo de distinciones sociales, algunas de ellas muy drsticas".

El alcalde de Ro de Janeiro, Csar Maia, dio comienzo el viernes por la maana al carnaval mundialmente famoso diciendo que "a partir de este momento, reinar la felicidad en toda la ciudad".

Pero en Ro, los negros suelen quejarse de que los codiciados papeles de las bailarinas protagnicas son asignados a actrices de piel blanca, pasando por alto a las mujeres de piel oscura.

Y muchos se quejan de que, aunque la gran mayora de las bailarinas de los principales grupos del carnaval provienen de los barrios pobres de la ciudad, habitados principalmente por negros, los elevados precios de los boletos en el estadio Sambdromo _donde esos grupos desfilarn la noche del domingo y del lunes_ efectivamente excluyen a los pobres.

En Salvador, el carnaval es un sistema de dos divisiones. Los juerguistas acaudalados pagan hasta 2.000 reales (930 dlares) por el derecho a disfrutar la fiesta dentro de reas acordonadas, las cuales rodean a los camiones de sonido mientras avanzan lentamente a travs de las calles de la ciudad.

Se da empleo a miles de "cordeiros" _los que sostienen las sogas_ para que las jalen desde el amanecer hasta la puesta del sol con el fin de separar a los juerguistas que pagaron por ese privilegio, de los "pipoca" _"palomitas de maz"_, como se les llama a las masas que no pagan.

"Los 'cordeiros' aslan a los 'pipoca', predominantemente negros, de los grupos de clase media, donde casi el 100% de los participantes son blancos o de mezclas raciales con piel ms clara", dijo Joao Jos Reis, que ensea historia de la raza negra en la Universidad Federal de Baha.

"Ocurre lo mismo con los palcos, que cada ao ocupan ms espacio a lo largo de la ruta del desfile y tambin estn estratificados segn la raza y la clase social".

Aunque ms del 70% de los habitantes de Salvador son personas de raza negra, las bandas que suelen desfilar durante las horas de mayor audiencia y salen en televisin estn formadas en su gran mayora por blancos.

Valter Oliveira Leite, presidente del concejo municipal del carnaval, niega que el racismo tenga algo que ver en la elaboracin de los horarios, que deja a los "Blocos Afros" _grupos de raza negra caracterizados por cientos de tambores que lucen disfraces muy elaborados_ desfilando muy temprano.

"Los Blocos Afros tienen que profesionalizarse ms y crear una identidad nacional de forma que puedan vender publicidad y atraer ms patrocinadores", seal Leite.

Indic que las artistas blancas como Daniela Mercury e Ivete Sangalo tienen ms xitos en la radio, por lo cual las radiodifusoras las favorecen. Los artistas de raza negra ms conocidos de Salvador, tales como Carlinhos Brown, Margareth Menezes y Olodum, suelen ser ms famosos en el extranjero que en Brasil.

Alberto Pitta, director del grupo Cortejo Afro, dice que es un crculo vicioso: sin el acceso a los eventos en los horarios de mayor audiencia, los grupos no logran pasar el suficiente tiempo frente al pblico como para atraer anunciantes.

"No es cierto que queramos desfilar a la 1 de la madrugada", dijo Pitta. "A esa hora no podemos atraer patrocinadores".

En el 2000, el racismo en el carnaval de Salvador qued expuesto despus que varias personas interpusieron demandas donde argumentaban que se les haba prohibido participar en los grupos de carnaval ms exclusivos debido a su raza. El escndalo perdi fuerza despus que los blocos accedieron a proporcionar explicaciones que justificaran el rechazo de los solicitantes, y aceptaron permitir apelaciones.

El primer Bloco Afro de Salvador, Ile Aye, fue creado en 1974, en parte por dos hombres a los que se les impidi el acceso a otro grupo del carnaval porque eran negros.

"Actualmente se tiene a personas de raza negra circulando en reas en las que hace slo unos aos no podran haber accedido", dijo Pitta. "Esto tiene que ver con el ascenso de los Blocos Afros, que promocionaron la conciencia de la raza negra y una mayor autoestima".

Con frecuencia, el orgullo de ser negro no ha estado muy presente en Brasil, que en 1888 fue el ltimo pas del hemisferio occidental en abolir la esclavitud.

A diferencia de Estados Unidos, donde aos de segregacin proporcionaron un fuerte sentido de quin era negro y quin no, las cosas en Brasil nunca han sido tan sencillas.

Los colonizadores portugueses se mezclaron libremente con los indgenas y los esclavos, y desde hace mucho tiempo sus descendientes han valorado ms su herencia europea que sus races africanas.

Aunque alrededor de la mitad de los 180 millones de habitantes de Brasil tienen antepasados africanos, slo el 6,2% se consideran a s mismos como negros, de acuerdo con el ltimo censo.

Y algunos se quejan de que los blancos tambin son vctimas del racismo en el carnaval.

Vera Lacerda dijo que comenz en uno de los grupos ms populares del carnaval de Salvador, Ara Ketu, despus que Bloco Afro la excluy por no ser lo suficientemente negra.

"No creo que se pueda combatir el racismo con ms racismo", denunci.

Copyright © 2024 El Discurso · eldiscurso.com.mx
powered by

Visitas: 12574177