21 de Julio de 2024 | La Realidad Política
El Discurso - La realidad política  El Discurso - FacebookEl Discurso - Twitter

Fund Victoria's Secret, se arruin y se Quit la Vida

Oscar Tavez / El Pais / El Discurso
Martes, 08 de Diciembre de 2015

En esta historia solo hay un perdedor, Roy Raymond. Los dems son todo ganadores. Foto: Victoria Secrets       ver galería

Unos 70 metros. Esa es la distancia que separa la va peatonal del Golden Gate de San Francisco, uno de los puentes colgantes ms famosos del mundo, del agua de la baha del mismo nombre. Una jornada de temperatura suave del 26 de agosto de 1993, el hombre que pudo reinar, Roy Raymond (que haba nacido en Connecticut en 1947), se lanz desde all y acab con su vida engullido en las procelosas aguas. Como la mayora de las 1.500 personas que se han suicidado desde ese puente, era un hombre desesperado, agobiado por las deudas, solo. Pero, sobre todo, era un hombre marcado por la desdicha. La empresa de ropa interior femenina que l fund, Victoria's Secret, se haba convertido en uno de los negocios textiles ms lucrativos de su pas, Estados Unidos. Solo haba un problema: l no ingresaba ni un dlar. Su desgracia fue haberlo vendido unos aos antes.

En esta historia solo hay un perdedor, Roy Raymond. Los dems son todo ganadores en una empresa que hoy factura 7.000 millones de euros al ao. Victoria's Secret es un poderossimo reclamo lo mires desde cualquier ngulo. Como despachador de ropa interior fina, como organizador de desfiles masivos con ingresos millonarios gracias a la publicidad que reporta su transmisin (como el desfile de la noche del 8 de diciembre, emitido por la cadena estadounidense CBS), como trampoln para modelos y aspirantes a famosos, como surtidor de imgenes en Instagram o como reclamo para pinchar en titulares de Internet.

Pero las cosas eran muy distintas cuando arranc la empresa, all por 1977. Todo empez cuando Roy fue a comprarme lencera y se sinti incmodo. Lo pasaba muy mal por las dificultades que tena a la hora de encontrar modelos bonitos y porque el trato no era demasiado clido. La que habla es la que fuera mujer de Raymond, Gaye, una seora que ahora cuenta 65 aos y que vive discretamente como profesora universitaria.

Estamos a mediados de los aos setenta. En Estados Unidos (y no digamos en Espaa) la mayora de los grandes almacenes carecan de ropa interior femenina elegante y exclusiva. El refinamiento, el encaje y la seda tardaran en llegar. Raymond quera que su mujer se sintiese guapa tambin por dentro. Deca que algunos dependientes le trataban con cinismo y le hacan sentir como un pervertido, ha contado Gaye a la prensa estadounidense en las pocas entrevistas que ha concedido.

Hombre con fuste de emprendedor, Roy decidi crear un nuevo concepto: en lugar del agobio de los grandes almacenes donde se exponen muchas tallas y de dudoso gusto, sera una tienda donde se mostraran las prendas exhibidas en un marco en la pared, para poder curiosear sin ser molestado. Una vez elegido el modelo, el dependiente ayudaba al cliente (bsicamente varn) con la talla. Era como una especie de museo ertico. Adems, ofreca un catlogo por correo. La inversin no fue muy elevada: 80.000 dlares. La mitad los consigui mediante un crdito bancario y los otros 40.000 los pidi prestados a sus familiares.

En 1977 abri la primera tienda en Palo Alto, California. El revuelo fue considerable. En los alrededores se hablaba, y mucho, de un negocio distinto, empapelado de ropa sexy, cmodos sofs y ambientacin relajada. Era una tienda pequea, con decoracin de burdel victoriano, con sofs de terciopelo rojo. Pero la ropa era realmente bonita. Y sexy. No haba visto nada igual en Estados Unidos, dijo a la revista Newsweek en 2010 Leslie Wexler, un tipo importante en esta historia. Pero antes tenan que pasar algunas cosas.

En cinco aos Raymond consigui hacer de su pequea tienda un buen negocio e incluso ampliarlo con tres establecimientos ms. Las cosas marchaban para el matrimonio, que adquiri alguna propiedad y un par de coches. En 1982 lleg la gran decisin. Un empresario en auge, Leslie Wexler, propietario de The Limited, un negocio textil en auge, le hizo una oferta a Raymond. Tu Victoria's Secret por un milln de dlares. Roy, cuya personalidad empresarial se podra describir como inquieta y ajena a echar races, decidi vender. Su objetivo era utilizar ese dinero para montar otros negocios.

Fue cuando cre My Childs Destiny, una empresa de ropa cara para nios, enfocada a los ricos estadounidenses. Pero fracas. A los pocos aos estaba en bancarrota. Mientras su vida encadena fiascos, Roy observaba consternado cmo la empresa que l haba creado y vendido, Victoria's Secret, suba de forma vertiginosa. Su nuevo propietario, Leslie Wexter, inspirndose en las tiendas de lencera europeas, cambi el concepto: Victoria's Secret no sera para que los hombres comprasen lencera a sus parejas; las clientas eran ahora ellas, atradas por la idea de glamour. En pocos aos se convirti en referente mundial con unos ingresos de 1.000 millones de dlares y con ms de 600 tiendas en todo el mundo.

La moral de Roy se fue hundiendo. Creo que cogi una depresin severa. Pidi mucho dinero a su madre. Intent ms negocios, pero fueron mal. Y solo vio una salida, ha contado su ex mujer. La pareja se divorci, y solo unas semanas despus Raymond se tir por el puente de San Francisco.

Tardaron en encontrar su cuerpo una semana. Tena 46 aos.

Copyright © 2024 El Discurso · eldiscurso.com.mx
powered by

Visitas: 12574181