16 de Abril de 2021 | La Realidad Política
El Discurso - La realidad política  El Discurso - FacebookEl Discurso - Twitter

Llevan a la pantalla la doble lucha de las viudas en Kosovo

El Discurso
Lunes, 01 de Marzo de 2021

La pelcula me hizo retroceder 20 aos, declar Fahrije Hoti, actualmente de 51 aos, en la aldea agrcola del sur de Kosovo donde todava vive. Foto: Alexande Bloom       ver galería

Durante la guerra de Kosovo hace ms de dos dcadas, Fahrije Hoti fue expulsada de su aldea. Cuando regres al cabo de unos meses, su esposo haba desaparecido y su casa haba sido destruida.

No era la nica en esa situacin. En Krushe e Mahde haba 140 viudas y ms de 500 nios sin padre, vctimas de una matanza cometida por las fuerzas serbias.

El resto de la historia se cuenta en Hive, una pelcula galardonada con tres premios en el reciente festival de cine de Sundance, en Estados Unidos. Aborda la doble lucha de una mujer ante el duelo y los prejuicios sociales sobre cmo debera comportarse una viuda.

La pelcula me hizo retroceder 20 aos, declar Fahrije Hoti, actualmente de 51 aos, en la aldea agrcola del sur de Kosovo donde todava vive.

La pelcula no es sobre m, es acerca de todas las mujeres albanokosovares; es la historia de las viudas, afirm.

Escrita por la directora kosovar Blerta Basholli, Hive cuenta la lucha de Fahrije, interpretada por la actriz Yllka Gashi, para mantener a sus dos hijos con miel de sus abejas.

Ella es alrgica y las colmenas construidas por su marido desaparecido no producen suficiente, por lo que decide juntar a las otras viudas de la aldea para hacer ajvar, crema de pimientos rojos que se consume en los Balcanes y se elabora asando las verduras para quitarles la piel antes de cocerlas a fuego lento en calderos.

Pero las viudas se enfrentan a la oposicin de los hombres. La gente deca que nuestro trabajo era quedarnos en casa y cuidar de los hijos. Era impensable que dirigiramos una empresa como lo hicimos, record Fahrije.

Las denigraban por el simple hecho de ir a trabajar e ir al volante de un coche.

?Lo que ms nos dola era cuando nos trataban de putas, ?mralas conduciendo coches?, decan. Era lo ms hiriente, habamos perdido a nuestros maridos, a nuestros hijos, y nos llamaban as.?

Pudo haber cedido a la presin social y al dolor de no tener noticias de su marido, una de las mil 600 vctimas de la guerra (1998-99) que siguen desaparecidas.

Pero no se rindi y mont un negocio que se convirti en uno de los que ms empleo genera en Krusha.

Empez con cinco viudas y ahora da trabajo a 60 personas durante la temporada del pimiento de verano. Casi todas mujeres.

Su cooperativa, llamada Krusha y que tambin produce encurtidos vegetales, ha recibido ayuda de donantes internacionales, como la Unin Europea.

Gracias a la dispora albanesa, exporta a Francia, Italia, Alemania y Estados Unidos.

Tiene tanto xito que no queda nada para el mercado local, aadi Fahrije. En su fbrica una veintena de viudas estn ocupadas con tarros de tomates verdes.

No necesitaba aliento

Blerta Basholli, de 38 aos, estudi cine en Nueva York. Hace unos 10 aos se enter de los problemas de Fahrije por la prensa kosovar.

Al regresar a Kosovo en 2011 conoci a la viuda. Quera animarla por lo que haba hecho, pero termin siendo yo la animada porque, francamente, ella no necesitaba mi aliento, sostuvo.

Habl largo y tendido con ella para comprender bien su historia y acab escribiendo un guion con el que consigui financiacin kosovar, albanesa, suiza y de Macedonia del Norte.

Cuando Hive recibi el premio del gran jurado y el de los espectadores, la directora se lo dedic a todas las mujeres que necesitan que su voz se escuche en Sundance y en todo el mundo.

La forma de mirar a las mujeres ha evolucionado en Kosovo en los ltimos aos, pero el patriarcado sigue omnipresente.

Copyright © 2021 El Discurso · eldiscurso.com.mx
powered by

Visitas: 7652300