04 de Diciembre de 2020 | La Realidad Política
El Discurso - La realidad política  El Discurso - FacebookEl Discurso - Twitter

Margot Robbie es sensualidad y glamur de la vieja escuela en Dreamland

El Discurso
Viernes, 13 de Noviembre de 2020

La asaltante de bancos Allison Wells, interpretada por Margot Robbie con su gran carisma, sensualidad y glamur de la vieja escuela.       ver galería

Polvo, polvo y ms polvo. El rido paisaje de Texas de Dreamland, el drama de Miles Joris-Peyrafitte ubicado en la era de la Gran Depresin, est repleto de polvo gris que vuela por los campos y cubre todo a la vista.

De pronto entra como un rayo en la pantalla ?como un murcilago salido del infierno, dice un personaje? la asaltante de bancos Allison Wells, interpretada por Margot Robbie con su gran carisma, sensualidad y glamur de la vieja escuela. Est sangrando y sucia, pero es glamorosa. Robbie siempre ha dado la impresin de ser una verdadera estrella de cine, pero colocarla en la dcada de 1930 lo confirma. Como las mejores diosas de la era dorada de Hollywood, puede quemar la pantalla con la sola mirada de sus ojos azules.

Allison, un personaje ficticio, hace guios a Bonnie Parker, la forajida real interpretada por Faye Dunaway en Bonnie y Clyde. Slo que aqu su Clyde se ha ido; le dispararon en su ms reciente atraco y ella queda sola y herida.

Ah es donde entra Eugene Evans (Finn Cole), el influenciable joven que cae rendido ante los encantos de Allison. La historia, de hecho, es suya, y la narra su media hermana menor, Phoebe, dcadas despus. Esta ltima es interpretada por Darby Camp como una nia dulce y valiente, pero no empalagosa.

El padre de Eugene lo abandon cuando era nio, dejndolo con slo una postal que el joven lee una y otra vez, esperanzado en una eventual reunin en Mxico. Mientras tanto, el nuevo esposo de su madre, un asistente de sheriff enojn (Travis Fimmel), crea en casa un ambiente opresivo.

La vida es precaria; el campo ha sido diezmado por una serie de tormentas de arena. Eugene tiene una vida montona salpicada por la emocin ocasional de, por ejemplo, robar una revista de detectives de un puesto de peridicos. Un da escucha sobre Allison, cuyo ms reciente atraco dej cinco muertos, incluyendo una nia. La recompensa por su cabeza es de 10 mil dlares y podra estar escondida cerca.

Seduccin, la esencia

Poco despus Eugene encuentra a Allison en su establo. No le toma mucho tiempo enamorarse de ella. La esencia del filme es esta seduccin. La historia no es extraordinaria, incluso podra decirse que es simple ?no hay giros o cambios sorpresivos ni grandes lecciones en el guion de Nicolaas Zwart?, pero la relacin entre sus protagonistas es muy entretenida, no slo por la impresionante Robbie, que tambin produce la pelcula, sino adems Cole es memorable como un joven que lucha entre el bien y el mal o el deseo y el honor, y entre la juventud y la adultez.

Tambin es de admirar la evocadora cinematografa de poca de Lyle Vincent ?prcticamente se siente el polvo en los ojos? y la diestra direccin de Joris-Peyrafitte, ms an que es su segundo largometraje y l est en su veintena. En algn momento su edad no ser un tema a mencionar.

Una de las decisiones ms interesantes del director fue presentar la realidad de Eugene en pantalla panormica y su mundo soado en formato 8 milmetros, que da la impresin de un video casero, que muestra a Allison y Eugene jugando en la playa en momentos que quiz nunca ocurran.

Pero de vuelta al establo, Eugene toma la decisin crucial de no entregar a Allison y reclamar la recompensa que pudo haber salvado la granja de su familia. Primero le saca una bala de la pierna. An no da el salto para acompaarla en su vida de crimen y ser su Clyde.

Aun as, es claro hacia dnde va. La etapa final de la inevitable seduccin ocurre en la ducha de un cuarto de motel y est filmada de una manera original: durante la mayor parte de la escena slo vemos a Eugene.

El efecto de esto, una de las escenas destacadas de la pelcula junto con un robo de banco vvidamente coreografiado y una confrontacin en el clmax hermosamente realizada, lleva a enfocarse con mayor intensidad en la batalla que atraviesa Eugene en cuerpo y alma. A estas alturas ya est tan enamorado que parece dispuesto a aceptar las mentiras de Allison.

No soy una asesina, insiste ella. Pero incluso esa afirmacin dudosa no es el punto real. Est matando a Eugene ante el espectador.

Copyright © 2020 El Discurso · eldiscurso.com.mx
powered by

Visitas: 7157030