13 de Noviembre de 2018 | La Realidad Política
El Discurso - La realidad política  El Discurso - FacebookEl Discurso - Twitter

Amenazas de Bolsonaro empiezan a preocupar a los medios cariocas

El Discurso
Lunes, 05 de Noviembre de 2018

Despus de una campaa en la que Bolsonaro rechaz los reportajes de investigacin y los tach de noticias falsas, inventadas por un sistema corrupto.       ver galería

Para el presidente electo de Brasil, el neofascista Jair Bolsonaro, no es suficiente con atacar a los medios de prensa crticos casi a diario en las redes sociales. Cuando asuma el cargo, su intencin ser lograr su objetivo final.

Ahora que tendr 500 millones de dlares en los presupuestos de publicidad para el sector pblico a su discrecin, el capitn en retiro del ejrcito amenaza con recortar la compra de anuncios en los grupos de medios adversarios, con lo que ataca los fundamentos financieros de la prensa libre de Brasil.

Despus de una campaa en la que Bolsonaro rechaz los reportajes de investigacin y los tach de noticias falsas, inventadas por un sistema corrupto, y en la que sus partidarios persiguieron a periodistas, las amenazas comienzan a preocupar en las salas de redaccin del pas.

Cuando le preguntaron en una entrevista televisiva la semana pasada si respetara la libertad de prensa incluso para su mayor crtico, Folha de Sao Paulo, el diario de mayor circulacin de Brasil, la respuesta de Bolsonaro fue breve.

Ese diario se acab, sostuvo en una tensa entrevista para TV Globo. En lo que a m concierne con la publicidad oficial, la prensa que acta as, mintiendo descaradamente, no tendr ningn apoyo del gobierno federal.

Aunque los fondos pblicos son slo una fraccin de los ingresos en la mayora de los principales grupos de medios, la perspectiva de un presidente castigando la cobertura hostil ha puesto a muchos reporteros al lmite.

Varios periodistas experimentados que trabajan para las empresas informativas ms importantes de Brasil dijeron a Reuters que han empezado a suavizar sus crticas por temor a las represalias de un gobierno de Bolsonaro y a la violencia de sus simpatizantes.

Los organismos que supervisan la prensa brasilea dijeron que ha habido una escalada de amenazas y agresiones contra los reporteros. El grupo de periodismo de investigacin Abraji comenz a rastrear los incidentes en las elecciones ms polarizadas desde el regreso de la democracia en 1985, despus de dos dcadas de dictadura militar.

La mayora de los ataques contra periodistas fueron obra de partidarios de Bolsonaro, segn Abraji, que registr ms de 150 casos de reporteros amenazados. Aproximadamente en la mitad hubo violencia fsica y el resto fueron campaas de odio en Internet.

Tratar a la prensa como un antagonista no es tctica nueva, pero el tono agresivo y la frecuencia de los ataques de Bolsonaro son muy preocupantes, dijo la coordinadora del grupo, Marina Atoji.

Los seguidores de Bolsonaro dijeron que los medios tienen un sesgo izquierdista y han tenido que recurrir a las redes sociales para obtener noticias sobre l.

Lo peor fue que intentaron crucificar a Bolsonaro por sus controvertidas declaraciones sobre mujeres, gays y negros, dijo Emilio Kerber, mayor de la Fuerza Area que se postul para el Congreso en la pequea coalicin de Bolsonaro. Pero l tiene millones de seguidores en las redes sociales y gan de todos modos.

Los asesores de prensa del futuro presidente no respondieron a una solicitud de comentario. Bolsonaro ha rechazado a los partidarios que recurren a la violencia. Tambin ha declarado que respeta la libertad de prensa y slo pide que se ejerza con responsabilidad.

En la redaccin de Folha es palpable la sensacin de asedio.

El editor ejecutivo, Srgio Dvila, dijo en entrevista que el peridico ha tomado medidas de seguridad para proteger a sus reporteros tras el aluvin de crticas en las redes sociales por parte de los seguidores de Bolsonaro tras la publicacin de un reporte sobre el uso de la plataforma de mensajera WhatsApp durante la campaa.

Esta es la eleccin reciente ms tensa que hemos tenido porque el uso masivo de las redes sociales ha significado que los periodistas estn ms expuestos a los partidarios de los candidatos, dijo.

Los votantes de Bolsonaro son particularmente activos en las redes sociales, seal Dvila, quien agreg que nunca haba visto tantas crticas dirigidas contra periodistas sobre historias especficas.

Tras su victoria electoral, Bolsonaro dijo que los grupos de medios que difundieron mentiras se quedarn sin publicidad del gobierno federal, que totaliz 487 millones de dlares en 2017, incluidos los anuncios de empresas estatales.

TV Globo, que domina desde hace tiempo los medios de comunicacin brasileos y ha dado forma al debate pblico con su vasta audiencia, recibe menos de 4 por ciento de sus ingresos anuales de fondos del gobierno, indic el grupo en un comunicado. Folha dijo que la publicidad del sector pblico es inferior a 5 por ciento de los ingresos.

Pese a todo, muchos grupos de medios ms pequeos han hecho entrevistas ms amistosas a Bolsonaro y han realizado una cobertura menos agresiva. Eso ha avivado las tensiones en algunos lugares.

En Radio Guaiba, en la ciudad de Porto Alegre, el veterano locutor Juremir Machado sali del estudio al final de una entrevista con Bolsonaro, acusando censura. Dijo que no se le permiti hacer preguntas y abandon el programa.

Despus de que Edir Macedo, magnate de los medios y predicador, apoy a Bolsonaro, su red Record TV aument la cobertura de los mtines del poltico neofascista. Se intensificaron las crticas contra el rival izquierdista, Fernando Haddad, y se presentaron historias de corrupcin en el Partido de los Trabajadores, dijo un ex empleado que solicit el anonimato por temor a represalias.

Grupo Record no respondi a una solicitud de comentario.

Su cadena llam la atencin tres das antes de la primera vuelta de las elecciones al transmitir una entrevista exclusiva con Bolsonaro en el mismo momento en que el canal rival TV Globo emita un debate presidencial al que el candidato no quiso asistir por razones mdicas. Esa noche, el noticiero de Record TV tuvo su mejor audiencia del ao hasta la fecha.

Otros medios estn descubriendo que hay una audiencia para una cobertura ms agresiva. Dvila dijo que en las ltimas semanas Folha ha aumentado las suscripciones.

?No fue algo que pedimos. No fue una campaa. Bsicamente el pblico considera que Folha hace periodismo crtico. Bolsonaro est atacando al diario, as que deciden suscribirse por solidaridad?, seal.

Copyright © 2018 El Discurso · eldiscurso.com.mx
powered by

Visitas: 4323641