23 de Mayo de 2022 | La Realidad Política
El Discurso - La realidad política  El Discurso - FacebookEl Discurso - Twitter

EEUU: Schwarzenegger nuevamente en la cima

AP
Miercoles, 25 de Octubre de 2006

El gobernador Schwarzenegger se coloca de nuevo en la preferencia de los electores. Foto:AP       ver galería

Los Angeles, California 25 de octubre. A Arnold Schwarzenegger le gusta concluir sus discursos con una frase de su poca de Terminator: "Volver!".

A juzgar por el rumbo que ha tomado su campaa en pos de un segundo trmino como gobernador de California, cumplir con su promesa.

Hace tan solo un ao, el ex actor de Hollywood tena su imagen por el piso tras una serie de reveses polticos, pero ahora es claro favorito para vencer al demcrata Phil Angelides en las elecciones del 7 de noviembre.

Impuls su renacimiento poltico movindose hacia al centro, colaborando con los demcratas en la legislatura y cuidndose de lo que dice.

Si logra ser reelegido en este estado tradicionalmente demcrata, habr concretado "la rehabilitacin ms exitosa en la historia reciente" de la poltica californiana, segn el experto en ciencias polticas Bruce Cain.

Schwarzenegger hizo algo inusual en la poltica: Pidi perdn por sus errores, cambi de direccin y fue en contra de su propio partido.

"Se supone que uno tiene que mantener una lnea", coment Cain, director del Instituto de Estudios Gubernamentales de la Universidad de California con sede en Berkeley. "No se puede decir que Arnold sea muy coherente, pero las cosas le estn saliendo bien".

Schwarzenegger fue beneficiado por la abundancia de trabajo y una economa en alza gracias a ingresos inesperados que son asignados a la educacin y otros programas populares.

Su rival Angelides, por otra parte, no es muy conocido y no ha logrado generar demasiado entusiasmo entre los demcratas.

Es un individuo astuto, educado en Harvard, de 53 aos, pero sin el carisma que tiene Schwarzenegger.

Allyson Dworkin, una demcrata de 43 aos, vot contra Schwarzenegger en la eleccin especial del 2003 en que lleg a la gobernacin, y no le gustan los comentarios que hizo sobre las mujeres. Sin embargo, no descarta votar por l en esta ocasin y le complacen las posturas que ha adoptado en relacin con el medio ambiente.

"Me sorprendi. Pens que hablara mucho y no hara nada", coment.

Cuando se le pregunt sobre Angelides, lo pens un poco y dijo: "No s mucho acerca de l".

Un ao atrs, Schwarzenegger lleg a la gobernacin sin experiencia poltica alguna, luego de que el electorado destituy al demcrata Gary Davis en una eleccin especial. Lleno de nfulas, arremeti contra la legislatura y los empleados pblicos.

Pero luego de que los votantes rechazaron rotundamente sus propuestas tendientes a restarle poder a los sindicatos y le limitaron los gastos, adopt una posicin menos belicosa.

Se lo ve sonriente con importantes figuras del partido demcrata, incluido el alcalde de Los Angeles Antonio Villaraigosa, y tom distancia del presidente George W. Bush, cuya popularidad baja da a da.

Aument el salario mnimo, cre un programa de descuentos para las medicinas y asign ms dinero a las escuelas. Adems, se puso de acuerdo con los demcratas en torno a polticas para preservar el medio ambiente e invirti mucho dinero en carreteras y otras obras pblicas.

Como l mismo dijo el ao pasado, en Hollywood aprendi "a escuchar a la gente".

"Si una pelcula no tiene xito, es obvio que no tena una buena trama. Y yo no quiero hacer esas pelculas", seal.

En un estado con tantos demcratas no puede darse nada por seguro.

Pero las encuestas indican que la mayora de los californianos opina que no se estn haciendo las cosas bien. Y algunos comentarios que hizo Schwarzenegger sobre las patrullas de vigilantes Minutemen que tratan de frenar el ingreso de indocumentados lo dejaron mal parado ante muchos votantes hispanos.

Schwarzenegger se granje adems la enemistad del ala derecha de su propio partido, que considera que gast demasiado, no hizo mucho para combatir a los indocumentados y est demasiado cerca de los demcratas.

Por otra parte, este es un ao duro para los republicanos en general pues hay un gran malestar con la gestin de Bush y la guerra en Irak.

Los demcratas lo han pintado como un alma gemela de Bush, que favorece a las grandes corporaciones y los ricos.

"Es una rplica de Bush que trata de disimular, en la esperanza de seguir en el cargo", afirm Angelides.

Encuestas independientes, no obstante, le dan a Schwarzenegger una ventaja de ms del 10% en las intenciones de voto.

Copyright © 2022 El Discurso · eldiscurso.com.mx
powered by

Visitas: 9130578