20 de Octubre de 2019 | La Realidad Política
El Discurso - La realidad política  El Discurso - FacebookEl Discurso - Twitter

Estalla huelga en General Motors; paran 55 plantas y almacenes en EU

El Discurso
Martes, 17 de Septiembre de 2019

El sindicato automotriz United Auto Workers (UAW) declar que despus de meses, la principal empresa automotriz del pas y la ms prspera, rehus negociar mejoras salariales, reducir la brecha salarial entre nuevos y viejos empleados.       ver galería

Ms de 49 mil trabajadores automotrices sindicalizados suspendieron labores en 55 plantas manufactureras y almacenes de General Motors en Estados Unidos, en su primera huelga nacional desde 2007, al fracasar las negaciones para un nuevo contrato colectivo, accin que afectar rpidamente las operaciones de la empresa en Mxico y Canad.

El sindicato automotriz United Auto Workers (UAW) declar que despus de meses, la principal empresa automotriz del pas y la ms prspera, rehus negociar mejoras salariales, reducir la brecha salarial entre nuevos y viejos empleados, poner lmites a la contratacin de mano de obra temporal y el cierre programado de cuatro plantas manufactureras.

El UAW indic que General Motors (GM) ha gozado de elevadas ganancias ?ms de 30 mil millones de dlares en utilidades? durante los ltimos seis aos, despus de ser rescatada de la bancarrota en 2009 con 50 mil millones en fondos pblicos, durante el gobierno de Barack Obama, junto con sacrificios de sus trabajadores de congelar alzas y mayores beneficios, por lo cual ahora exigen que la empresa cumpla con sus promesas de recompensar a sus empleados.

Por ejemplo, seal el UAW, por cada dlar que gana un empleado promedio de GM, la ejecutiva en jefe, Mary Barra, gana 281.

GM insiste en que enfrenta una disminucin de ventas a nivel mundial, desea acortar la diferencia entre los salarios y los beneficios que paga a sus empleados comparado con las de empresas extranjeras con plantas en Estados Unidos, y una reduccin de lo que aporta para los seguros de salud de sus trabajadores. Ms an, indic que est dispuesta a invertir miles de millones ms para generar empleos, lo que incluye mantener abiertas un par de las plantas que pensaba cerrar.

Hoy, los trabajadores colocaron mantas y realizaron piquetes frente a las 33 fbricas en nueve estados y 22 almacenes de distribucin de autopartes, donde se unieron en solidaridad trabajadores del UAW de Ford y Fiat Chrysler, junto con otros sindicalistas de varias ramas.

El UAW extendi indefinidamente los contratos colectivos que tambin estn por renovarse en esas otras dos empresas, ya que el sindicato seleccion a GM entre los tres grandes fabricantes automotrices nacionales para la negociacin de contratos colectivos de cuatro aos. Lo que se acuerde con GM ser usado como modelo para pactar con las otras compaas.

La huelga estalla en un contexto en que el rgimen de Donald Trump y sus aliados en diversos estados han impulsado medidas para debilitar an ms las leyes y normas laborales del pas, parte de un ataque sostenido contra sindicatos desde los aos 80 ?con Ronald Reagan? que ha logrado reducir, e incluso anular en algunos sectores, el poder poltico y social de los sindicatos.

Hoy da, slo 10.5 por ciento de trabajadores asalariados en Estados Unidos (y slo 6.4 por ciento del sector privado) estn sindicalizados, la mitad de los que lo estaban en 1983, y menos de un tercio de los ndices en los aos 50.

Esto ha sido acompaado con una concentracin de riqueza acelerada llevando a nivel de desigualdad econmica entre trabajadores y el 10 por ciento ms rico no visto desde poco antes de la Gran Depresin, hace 90 aos.

Durante los ltimos dos aos, huelgas masivas encabezadas por maestros, otras por enfermeras y por trabajadores de comunicacin han logrado resucitar lo que algunos consideraban un movimiento sindical moribundo.

Ms huelgas son urgentemente necesarias para revertir el incremento peligroso de la desigualdad estadunidense, seala la estratega sindical y analista Jane McAlevey, quien escribi ayer en The Nation. Pero detalla que muchas de las huelgas recientes ?a diferencia de sta? han sido encabezadas por movimientos de las filas de abajo, y en gran medida, por mujeres. A pesar de que esta huelga de los trabajadores automotrices no fue suficientemente organizada y consultada con las bases, McAlevey concluye que todos necesitamos que triunfen los trabajadores en esta huelga.

Copyright © 2019 El Discurso · eldiscurso.com.mx
powered by

Visitas: 5686587