15 de Agosto de 2018 | La Realidad Política
El Discurso - La realidad política  El Discurso - FacebookEl Discurso - Twitter

La estrategia es golpear el animo de Lula, pero no van a lograrlo: PT

El Discurso
Lunes, 30 de Abril de 2018

Est en una habitacin, aislado del resto de los reclusos, con una cama simple, sin respaldo, una mesa y tres sillas, el da que lo vi vesta una sudadera y un pantaln de gimnasia.       ver galería

Desde que Luiz Incio Lula da Silva est preso en condiciones injustificadas de aislamiento su vocera es Gleisi Hoffmann, una de las pocas personalidades polticas que pudo ingresar a la celda del cuarto piso de la Superintendencia de la Polica Federal en Curitiba, en el sur de Brasil.

?Anmicamente est bien, Lula es una fortaleza, est al tanto de la situacin poltica y muy indignado por las arbitrariedades del juez Sergio Moro que lo conden pese a que no cometi ningn delito, Lula es un preso poltico de una causa absolutamente partidarizada como es Lava Jato.

Est en una habitacin, aislado del resto de los reclusos, con una cama simple, sin respaldo, una mesa y tres sillas, el da que lo vi vesta una sudadera y un pantaln de gimnasia, con sandalias, nos cont que para mantenerse en forma camina todo el da de un lado al otro, que hace flexiones sobre dos pilas de libros para mantener fuertes sus brazos, pidi que le dejen pasar una caminadora, pero no le fue autorizado hasta ahora.

El relato adquiere un tono ms grave cuando la presidenta del Partido de los Trabajadores (PT) dice: Lo que realmente nos preocupa es su aislamiento, que se le prohba la visita de personalidades como el premio Nobel Adolfo Prez Esquivel, que no dejen entrar a sus mdicos. Es un hombre de 72 aos que sufri un cncer. Creemos que hay una estratategia para golpearlo emocionalmente, pero esto es difcil que lo logren, l ya estuvo preso durante la dictadura, vivi situaciones difciles y siempre las super.

Hoffmann tiene la voz afnica, sntoma de una actividad poltica que no le da respiro. Reparte su agenda entre el presidio, las reuniones del PT, el campamento de militantes que realizan una vigilia por Lula y las entrevistas, como sta concedida a La Jornada, en la que denunci ante la opinin pblica internacional que el rgimen instaurado con el golpe de 2016 que derrib a la presidenta Dilma Rousseff rompi el pacto democrtico y abri el camino para la estrategia que ahora busca terminar con Lula.

El sbado Hoffman grab un video y firm un comunicado deplorando el ataque armado que dej dos heridos, uno de ellos grave, en el campamento de activistas que cada maana se concentra frente a la Superintendencia de la Polica donde est encerrado Lula para darle los buenos das con cnticos de aliento.

Hoffmann considera muy grave el clima de intolerancia y violencia contra nuestro partido, la izquierda y los movimientos sociales. Todava no sabemos quines fueron los autores materiales de este ataque, pero quiero decir que el juez Sergio Moro tiene una responsabilidad objetiva en todo esto, igual que la TV Globo que incita al odio. No fue un hecho aislado, el mes pasado fue baleada la caravana en la que el presidente Lula recorra el estado de Paran. Los tiros no nos van a acobardar.

La dirigente se reuni este fin de semana en Santiago de Chile con la ex presidenta Michelle Bachelet y miembros de la Alianza Progresista latinoamericana.

?Nosotros organizamos una serie de viajes al exterior porque la situacin de Lula causa preocupacin, es un lder de peso mundial, una personalidad respetada, mediante estos encuentros intentamos fortalecer la solidaridad con nuestra lucha, la presidenta Dilma ya fue a Europa y Estados Unidos, donde se reuni con la profesora Angela Davis en Berkeley, una conocida luchadora contra el racismo, y este martes, el Da de los Trabajadores, ir a Buenos Aires.

?Otros compaeros fueron a Portugal y los abogados de Lula estuvieron en Naciones Unidas, donde presentaron una denuncia ante el Consejo de Derechos Humanos por las arbitrariedades de la justicia brasilea.

?En todo el mundo hay preocupacin por lo que sucede en Brasil, el papa Francisco demostr su desacuerdo con el golpe, el premio Nobel de la Paz Adolfo Prez Esquivel dijo que en nuestro pas hay un rgimen de excepcin. Juristas de varios pases manifestaron sus crticas a los atropellos de la justicia brasilea y su instumentalizacin poltica.

?Por eso nosotros estamos profundizando vnculos externos ante la ofensiva derechista que va ms all de Brasil, la proscripcin de nuestro mayor lder popular por medio de medidas judiciales no es un caso caso aislado.

Gleisi Hoffmann ampla el arco de anlisis y seala: este tipo de embates se repiten contra otras fuerzas progresistas latinoamericanas en un ao que tendr varias elecciones.

El calendario comenz la semana pasada con la controvertida victoria del conservador Partido Colorado en Paraguay y tendr sus momentos decisivos en julio, con los comicios mexicanos, y en octubre con los de Brasil.

De acuerdo con las encuestas de institutos insospechados de izquierdistas, Andrs Manuel Lpez Obrador podra vencer en Mxico y Lula, si fuera candidato, triunfara en Brasil, pases que suman casi 330 millones de habitantes, ms de la mitad de Amrica Latina.

?Es muy expresivo el peso geopoltico y poblacional de nuestros pases, si hubiera una victoria de la izquierda en Mxico esto contribuira para frenar y comenzar a revertir la onda conservadora.

No puedo hacer una evaluacin profunda de la campaa que se realiza contra Lpez Obrador, pero es evidente que los mtodos de la derecha son similares en Mxico y Brasil. Atacan con denuncias de corrupcin sin sustento, utilizan a los grandes medios para campaas sucias, apelan a discursos moralistas para justificar la violencia del Estado. En mi pas el ejemplo de esa derecha extremista es el candidato presidencial Jair Bolsonaro, que reivindica a la dictadura y defiende la intervencin militar en las favelas.

El atentado ocurrido el sbado contra los activistas del PT, campesinos sin tierra y sindicalistas en Curitiba fue perpetrado con un arma de uso exclusivo de las fuerzas armadas y de seguridad. Un dato que alimenta la sospecha de la participacin o complicidad de grupos paramilitares, los que se han fortalecido tras la cada de Rousseff en 2016.

Antes del ataque un grupo de desconocidos pas por el lugar gritando vivas al capitn retirado del ejrcito Jair Bolsonaro.

Creo que la polica tendra que fusilar ms, plante Bolsonaro como una propuesta de gobierno. El candidato derechista suma entre 15 y 17 por ciento de las intenciones de votos, superado slo por Lula, que tiene 31 puntos.

Arrestado desde el 7 de abril, el ex tornero mecnico y fundador del PT purga una condena de 12 aos y un mes de prisin, y no parece probable que pueda disputar los comicios del 7 de octubre.

No obstante, su agrupacin ratific que se presentar para disputar un tercer mandato, despus de los dos que cumpli entre 2003 y el 31 de diciembre de 2010, cuando dej el Palacio del Planalto con 80 por ciento de popularidad.

Gleisi Hoffmann es enftica al decir Lula es nuestro nombre para las elecciones, no hay otro, nuestros adversarios quieren a toda costa que optemos por un plan B, pero esto no ocurrir, l va a ser el candidato incluso si no recupera la libertad y tiene que permanecer en la crcel.

El partido de un juez

?El juez Sergio Moro gan mucha notoriedad nacional e internacional con la causa Lava Jato, pero la realidad es que no se comporta como un magistrado, sino como un activista en complicidad con la cadena Globo y los dems participantes en el golpe?, plantea Hoffmann.

Si bien esa agrupacin de fuerzas, que sin duda tuvo el aval de Estados Unidos, fue eficaz en la conjura, luego hizo clculos errados al pensar iban a acabar con la biografa de Lula. Creyeron que se desplomara con la condena de la primera instancia firmada por Moro en julio del ao pasado. Lo cual no ocurri. Despus se apresuraron para emitir la sentencia en segunda instancia del Tribunal Regional Federal 4, dada en enero, porque pensaron que all la poblacin desistira de Lula, y se equivocaron otra vez.

El 5 de abril pasado Moro sorprendi al pas al firmar de urgencia la orden de prisin del imputado, que opt por atrincherarse en el Sindicato de Metalrgicos de San Bernardo do Campo, en el cordn industrial de Sao Paulo, el mismo que haba conducido hasta 1980, cuando lo arrest el rgimen militar.

Entre el 5 y el 7 de abril Brasil entero estuvo con el corazn en la boca, asistiendo a una telenovela en tiempo real que quedar marcada en su historia: con un ex presidente defendido por miles de trabajadores y militantes dispuestos a enfrentar a la llegada de la polica para arrestarlo. Los agentes de seguridad finalmente no se animaron a enfrentar esa marea humana y Lula se present por las suyas.

Moro fracas en su apuesta de una prisin en tiempo rcord para sorprender y humillar a Lula, que le respondi con un gesto que dira fue casi heroico, pico al recluirse en un gremio que simboliza toda su historia de lucha, pondera Hoffmann.

?Creo que el partido de la causa Lava Jato, que conduce Moro, conden sin pruebas a Lula como una forma de castigar tambin al legado de los gobiernos de Lula y de Dilma, y les sali el tiro por la culata. Cuando la gente compara lo que fueron las administraciones del PT y este gobierno ilegtimo, no duda en escoger a nuestros gobiernos.?

Para solidarizarse con su lder arrestado, el PT traslad su directorio nacional a Curitiba, donde comenz a redactarse la plataforma de la campaa presidencial.

?Ya hicimos una consulta popular sobre las propuestas con el programa que se llamar El Brasil que el pueblo quiere, recorrimos todo el pas, esto ya fue organizado y escrito y fue entregado al coordinador del programa que es Fernando Haddad, ex alcalde de Sao Paulo?, explica Hoffmann, quien no esconde su preocupacin ante una eventual supensin de los comicios y la cada vez ms explcita injerencia de las fuerzas armadas en un rgimen reprobado por la opinin pblica y sin legitimidad democrtica.

?Hay todo tipo de rumores sobre las elecciones, algunos dudan de que se realicen.

Nosotros estamos preocupados ante la posibilidad de que al final haya elecciones pero que no sean libres y democrticas, que no se permita que Lula sea candidato, y ante ello formamos un frente de partidos en defensa de la democracia.

Hoffmann descarta que Brasil vuelva a ser vctima de una dictadura como la que gobern entre 1964 y 1985, que fue un precedente luego emulado en Argentina, Chile, Uruguay, entre otros pases.

No voy a hablar de la presin de los militares (sobre la justicia), pero puedo decirle que creo que no corresponde que los militares hagan evaluaciones pblicas sobre la coyuntura poltica porque el papel de las fuerzas armadas es velar por la soberana nacional, la integridad de nuestro territorio, de nuestro mar. Creo que se tienen que concentrar en eso. Hacer comentarios polticos no es el papel que la Constitucin le reserva a las fuerzas armadas, remat la portavoz de Lula.

Copyright © 2018 El Discurso · eldiscurso.com.mx
powered by

Visitas: 4045549