22 de Julio de 2018 | La Realidad Política
El Discurso - La realidad política  El Discurso - FacebookEl Discurso - Twitter

Lula representa la idea de un pais socialmente mas justo

El Discurso
Jueves, 12 de Abril de 2018

La mayor parte de la poblacin brasilea cree en la inocencia de ex presidente Lula.       ver galería

En Brasil quieren encarcelar una idea, no a un hombre. El ex presidente Luiz Incio Lula da Silva representa la idea de que los pobres tambin pueden ingresar en las universidades, viajar en avin, comer carne de primera calidad, comprar su proprio coche y salir de vacaciones.

La mayor parte de la poblacin brasilea cree en la inocencia de ex presidente Lula.

Esto es lo que muestra la encuesta del Instituto Quaest. Alrededor de 56% de los brasileos creen que el juez de primera instancia Srgio Moro ? quien conden a Lula y pidi su prisin en la ltima semana ? no prob la culpabilidad de Lula. Y 59% afirma que la justicia trata a Lula de manera ms dura que a otros polticos brasileos.

Lula y su esposa, Marisa Letcia, ya fallecida, por aos pagaron las cuotas de un departamento en la ciudad playera de Guaruj. Por esto es importante aclarar que en realidad la acusacin no es por tener un departamento en ese edificio, porque a esto el si tena derecho. Lo acusan de haber recibido un departamento ms grande al que tena derecho y adems, recibir una reforma.

En su defensa, Lula afirma que el an no haba escogido al departamento, puesto que el edificio an estaba en construccin. El ex presidente y su esposa fueron a visitar el departamento grande este, pero por fin decidieron que no era apropiado para la familia, dijo Lula al juez Sergio Moro. Y nunca se comprob que de hecho Lula y su familia eran dueos de este piso.

En el mismo proceso fueron escuchados 70 testigos en el caso. De este total slo uno de ellos afirma que el ex presidente era el verdadero dueo. Los dems dicen lo contrario. Los abogados de Lula presentaron un documento, de un banco pblico brasileo, donde queda probado que la constructora OAS, empresa duea del edificio, ha dado este departamento como garanta a cambio de un prstamo. La constructora afirma en ese documento que el departamento le pertenece.

El juez Sergio Moro por su parte no present ninguna prueba, apenas un testigo, un empresario, Lo Pinheiro, que est preso y condenado por la justicia. Y que adems ha hecho la declaracin de que Lula era el dueo ?oculto? del apartamento en un proceso de delacin premiada, cuando recibe beneficios ? como reduccin de pena ? por la informacin.

Estos elementos colocan sobre sospecha el proceso contra el ex presidente Lula. Adems, los procedimientos jurdicos fueran tramitados en tiempo rcord, con tiempos jurdicos nunca antes vistos en este pas. Todo esto llev la poblacin brasilea a creer que en realidad no se trataba de bsqueda de justicia, sino de una persecucin poltica en contra de Lula.

Jueces como Sergio Moro forman parte de una capa social a quien le son reservados ciertos privilegios. Cuando Lula lleg al poder, en 2002, solo un 9 por ciento de poblacin lograba ingresar a la universidad y apenas un 5 por ciento se graduaba. Por lo tanto, llegar al puesto de juez o mdico en Brasil no era para todas las clases sociales, sino que era un espacio de acceso exclusivo a las capas ms altas de la sociedad.

Hoy, 58 por ciento de los jvenes con edad entre 18 e 24 aos estn frecuentando la universidad. En 2004 este porcentaje era de 32 por ciento de jvenes, segn datos del Instituto Brasileiro de Geografa y Estadstica (IBGE).

En 2004, 54 por ciento de los estudiantes de las universidades pblicas brasileas pertenecan a la elite de los 20 por ciento ms ricos. En 2014 este grupo de ricos ocuparon 36 por ciento de los cupos. Esto no significa que la lite fue excluida, sino que las clases bajas fueron incluidas.

Los pobres fueron incluidos en el presupuesto pblico, aunque marginalmente. Digo esto por el principal programa de distribucin de renta del gobierno Lula, el Bolsa Familia, utilizaba cerca de 0.9 por ciento del presupuesto pblico del pas. Bolsa Familia es programa social que asigna una cantidad mnima de dinero a familias pobres que mantienen a sus nios en la escuela. Aunque la cantidad de recursos invertidos en estos programas sociales era pequea, la lite nunca los ha visto con buenos ojos. Eran motivos de ira para la clase pudiente.

Programas como este, sumado al acceso al crdito personal y agrcola para campesinos, a la construccin de viviendas populares y el aumento de sueldo mnimo garantizaron la salida ms de ms de 40 millones de brasileos de la pobreza.

Los empresarios tambin ganaron. Las tasas de lucro de las empresas brasileas nunca fueron tan altas. Pero a la clase alta no le interesa apenas estar bien, sino que tiene la necesidad de sentirse mejor que los dems. Superior en todo. No soportaron compartir los mismo espacios sociales con los trabajadores, los hijos de campesinos y empleadas domsticas.

Y Lula representa esta idea de igualdad, de un pas que era menos injusto. El sbado (7), poco antes de presentarse a polica federal, l deca a una multitud que gente fue a apoyarlo: ?ya no soy ms un ser un humano, ahora Lula es una idea?. Pero tambin dijo: ?ellos jams podrn encarcelar nuestros sueos?. Ahora est preso, pero sus ideas son semillas, se multiplicaron?.

Copyright © 2018 El Discurso · eldiscurso.com.mx
powered by

Visitas: 3947160