16 de Julio de 2019 | La Realidad Política
El Discurso - La realidad política  El Discurso - FacebookEl Discurso - Twitter

Tension entre Alemania e Italia por el caso Rackete

El Discurso
Martes, 02 de Julio de 2019

Carola Rackete, de 31 aos, fue acusada de desobedecer rdenes de un buque de guerra, resistencia y violencia contra una embarcacin de guerra y navegacin en zonas prohibidas, y enfrenta una pena de 10 aos de prisin.       ver galería

Las autoridades judiciales italianas interrogaron ayer a la capitana del barco humanitario Sea Watch, detenida tras haber atracado el sbado pasado sin permiso en Lampedusa con 40 migrantes a bordo.

La alemana Carola Rackete, de 31 aos, fue acusada de desobedecer rdenes de un buque de guerra, resistencia y violencia contra una embarcacin de guerra y navegacin en zonas prohibidas, y enfrenta una pena de 10 aos de prisin.

La mujer, quien est bajo arresto domiciliario, desafo las disposiciones del ultraderechista ministro italiano del Interior, Matteo Salvini, al violar la prohibicin de atracar en un puerto italiano, por lo que tuvo que comparecer ante los jueces de Agrigento, en Sicilia.

El interrogatorio se inici a mediados de la tarde y se concluy despus de tres horas. Los jueces se pronunciarn hoy.

El caso gener tensiones diplomticas con Alemania, que exigi ayer a Italia la liberacin de la responsable del barco humanitario y critic la poltica migratoria de Europa.

El pedido de liberacin fue hecho por el ministro de Relaciones Exteriores alemn, Heiko Maas, despus de que la capitana, con experiencia de navegacin en el rtico y la Antrtida, desembarc a 40 migrantes extenuados tras permanecer 17 das bloqueados a bordo.

Desde nuestro punto de vista, el procedimiento judicial slo puede concluir con la liberacin de Carola Rackete, escribi Maas en un tuit.

Salvini no perdi la ocasin para descalificarla, fiel a su estilo agresivo de gobernar. Incluso la acus de haber cometido un acto de guerra, la describi como a una mujer rica y blanca que es mejor que se ocupe de ancianos y minusvlidos y dese que se quede en la crcel.

Siento la obligacin moral de ayudar a quien no ha tenido las mismas oportunidades que yo, respondi indirectamente la joven en una entrevista al diario italiano La Repubblica.

Su padre record al diario Il Corriere della Sera que esa sensibilidad social se despert muy joven cuando recorri toda Sudamrica en aventones y conoci las injusticias y desigualdades que azotan la regin.

Durante todos estos aos se ha movilizado por la defensa del medio ambiente y los derechos humanos y ahora protagoniza en solitario toda una batalla contra un Estado.

Sin citarla, el papa Francisco, gran defensor de los migrantes, program para el 8 de julio una misa en San Pedro por los que han perdido la vida en el mar y para los que ayudan, acompaan y acogen a migrantes y refugiados.

Por su parte, el jefe de la diplomacia alemana solicit una solucin europea urgente frente al fenmeno de la migracin.

El regateo para la distribucin de los refugiados es indigno y debe detenerse, reconoci Maas.

El tema est sobre la mesa e incluso fue abordado ayer en Bruselas entre el primer ministro Giovanni Conte y la canciller alemana Angela Merkel.

Con estas decisiones Italia se aleja de Europa, lament el alcalde de Palermo, Leoluca Orlando.

Menos solidarias han sido las declaraciones del veterano parlamentario alemn Wolfgang Schable, quien pidi a las organizaciones humanitarias que aborden el tema con autocrtica, ya que podran terminar por hacerle el juego a los traficantes de seres humanos.

Por su parte, el alcalde de Lampedusa, Salvatore Martello, considera que Salvini aplica una estrategia poltica contra las embarcaciones humanitarias que rescatan migrantes y record que ms de 600 personas han llegado a la isla en menos de un mes en pateras sin causar tanto revuelo.

Por lo pronto, la campaa lanzada en las redes sociales por los presentadores de televisin y cmicos alemanes Jan Bhmermann y Klaas Heufer-Umlauf para recaudar fondos que financien la defensa de Rackete haba reunido hasta el medioda de ayer ms de un milln de euros (1.13 millones de dlares).

El gobierno italiano prev multas hasta de 50 mil euros por atracar sin permiso en sus puertos. El dinero recaudado ser destinado a los gastos legales, explic el portavoz de la organizacin Sea Watch, Ruben Neugebauer. Si el barco sigue confiscado, tambin necesitaremos otro.

Copyright © 2019 El Discurso · eldiscurso.com.mx
powered by

Visitas: 5275981