21 de Septiembre de 2018 | La Realidad Política
El Discurso - La realidad política  El Discurso - FacebookEl Discurso - Twitter

Caso Patishtan Fracaso Justicia Mexicana Amnistia Internacional

EL Discurso
Jueves, 31 de Octubre de 2013

Patistan Alberto Preso de Conciencia festejando su libertad con sus hijos. Foto Abril Cabrera       ver galería

La decisin del presidente de Mxico, Enrique Pea Nieto, de otorgar el indulto al profesor indgena tzotzil Alberto Patishtn, encarcelado durante ms de una dcada tras un juicio injusto, no debe ser solamente un reconocimiento tardo de la injusticia cometida contra l, sino que debe impulsar una revisin completa a los innumerables casos de juicios injustos, manifest Amnista Internacional el da de hoy.

Alberto es un hombre inocente que fue retenido en prisin por 13 aos. El indulto presidencial es un gran alivio para Alberto Patishtn y su familia, pero est muy lejos de acercarse a la verdad, justicia y reparacin. Las personas responsables de su juicio injusto y encarcelamiento deben rendir cuentas, dijo Javier Ziga, asesor especial de Amnista Internacional.

Las crceles de Mxico estn pobladas por incontables casos como el de Patishtn. Su liberacin debe ser slo el primer paso hacia una revisin total de los casos y a la adopcin de medidas que pongan fin a la discriminacin e inequidad en el acceso a la justicia, aadi Ziga.

Este indulto presidencial es el resultado de aos de campaa por parte de Alberto Patishtn y su familia, sus abogados y el apoyo de personas y organizaciones de la sociedad civil.

Alberto Patishtn fue condenado en 2002, despus de que una corte en el estado de Chiapas lo declarara culpable del asesinato de siete policas durante una emboscada en junio de 2000. Fue condenado a 60 aos de prisin por homicidio agravado y robo, entre otros cargos.

Amnista Internacional est convencida de que Alberto Patishtn no particip en el crimen y que la investigacin y el subsecuente proceso judicial tuvieron graves errores. En ese sentido, la organizacin considera que las autoridades mexicanas deben conducir una investigacin inmediata, exhaustiva e imparcial sobre los homicidios cometidos en el ao 2000, por los que Alberto Patishtn fue condenado.

El caso de Alberto Patishtn es slo un ejemplo de un patrn sistemtico: Despus ser acusado por un crimen que no cometi, no tuvo acceso a un abogado defensor competente, un fiscal independiente o un juez imparcial. Como resultado, tuvo que pasar 13 aos en prisin. Esto es indignante, dijo Javier Ziga.

A travs de los aos, la organizacin ha denunciado cmo las personas que viven en la pobreza en Mxico reciben una menor proteccin a sus derechos humanos. Esto es especialmente cierto cuando se trata del acceso a la justicia y al debido proceso. Las personas indgenas, la mayora de las cuales tambin viven en situacin de pobreza, se ven afectadas desproporcionadamente por esta situacin.

Otro ejemplo es el caso de Jos Ramn Aniceto Gmez y Pascual Agustn Cruz, dos activistas indgenas que fueron liberados de prisin en noviembre de 2012 despus de pasar tres aos encarcelados bajo cargos falsos en represalia por su trabajo defendiendo el acceso al agua en Atla, en el estado de Puebla.

La resolucin positiva del caso de Alberto Patishtn ser slo una gota en el ocano si el gobierno mexicano falla en reconocer que se trata de un problema sistmico y en tomar medidas urgentes para hacerle frente, dijo Javier Ziga.

Amnista Internacional hace un llamado al gobierno para garantizar que los derechos humanos de todas las personas involucradas en procesos judiciales sean plenamente respetados, sin discriminacin de ningn tipo.

Los fiscales y jueces a nivel local, estatal y federal deben ser imparciales. La defensa jurdica debe ser gratuita y eficaz para todas las personas, en particular para las ms vulnerables. Todas las personas deben ser consideradas inocentes hasta que se pruebe su culpabilidad en un juicio de acuerdo a las normas internacionales, concluy Javier Ziga.

Copyright © 2018 El Discurso · eldiscurso.com.mx
powered by

Visitas: 4135363