17 de Agosto de 2019 | La Realidad Política
El Discurso - La realidad política  El Discurso - FacebookEl Discurso - Twitter

Comunicado del ERPI: Desaparicion Normalistas Ayotzinapa

El Discurso/CEDEMA
Sábado, 18 de Octubre de 2014

EPRI responzabiliza al Estado Mexicano de muerte y desaparcion forzada de estudiantes Normalistas. Foto Octavio Nava       ver galería

A LOS PADRES DE LOS ESTUDIANTES NORMALISTAS ASESINADOS, HERIDOS Y DESAPARECIDOS EN IGUALA:
A LOS ESTUDIANTES Y MAESTROS DE LA NORMAL RURAL, RAL ISIDRO BURGOS:
AL PUEBLO GUERRERENSE:
AL PUEBLO MEXICANO:
A LOS PUEBLOS SOLIDARIOS FRENTE AL CRIMEN DE ESTADO EN IGUALA, GUERRERO, MXICO:

El pasado 10 de octubre fue difundido el Comunicado # 21 de nuestro Comit Estatal en Guerrero donde se puntualizan acciones urgentes dirigidas a nuestros militantes y al Pueblo en General. Es un llamamiento legtimo y es la respuesta rpida al crimen de Estado cometido nuevamente contra jvenes y habitantes pobres de Guerrero. En el nimo de precisar nuestro posicionamiento con respecto a los asesinados, heridos y desaparecidos del 26 de septiembre en Iguala para que no se descontextualice o preste a malas interpretaciones, realizamos la siguiente comunicacin.

El Estado mexicano encabezado por Enrique Pea Nieto no es neutral sino parte activa en los homicidios y desapariciones de los estudiantes de Ayotzinapa, pues Pea es el jefe de todas las Fuerzas Armadas del Estado mexicano incluyendo por supuesto todas las policas municipales del pas. Adems, como ha quedado reconocido por el rgano mximo de inteligencia del Estado mexicano, o sea el CISEN estaba al tanto desde haca mucho tiempo de las actividades del crtel a su servicio en el norte del estado de Guerrero y el estado de Morelos, y desde luego contaba con informacin de los nexos del Presidente Municipal de Iguala junto a una larga lista de funcionarios del gobierno municipal y los autores directos de los crmenes de la noche del 26 de septiembre, quienes fueron policas municipales y, a la vez sicarios.

Los carteles/narcoparamilitares ya son parte del Estado y utilizan la guerra sucia en coordinacin con las fuerzas militares oficiales para amedrentar y aterrorizar al pueblo organizado y a la poblacin en general. En el caso de Iguala, el gobierno estatal y la cpula de su partido poltico, el PRD, protegieron a Abarca al no llevarlo ante los rganos judiciales por el asesinato del ingeniero Hernndez Cardona, Flix Rafael Bandera Romn y ngel Romn Ramrez. El gobierno federal y su sistema de partidos tambin lo protegieron al permitir que ocupara el puesto de Presidente Municipal, pese a sus antecedentes de uso de recursos de procedencia ilcita, fcilmente detectables por su enriquecimiento fulgurante y al hacer caso omiso de las denuncias por las torturas y ejecuciones de luchadores sociales.

El ejrcito federal que estaba en su cuartel a menos de 500 metros del lugar permiti a los policas cometer los asesinatos y las desapariciones, y al igual que la Polica Ministerial y la Polica del Estado desocup las calles de Iguala para dejar las manos libres a los criminales para que pudieran desaparecer a los estudiantes y dejar que hubiera otra agresin horas despus; despus le permiti huir a Jos Luis Abarca y a sus secuaces dndoles tiempo suficiente en complicidad con la corriente Nueva Izquierda del PRD. La cadena de complicidades y encubrimientos, tanto poltico como policiaco-militar, va desde lo municipal hasta lo federal; pareciera una impunidad blindada al cien por ciento.

El pueblo mexicano ha juzgado que el Estado, en todos sus niveles, es responsable de los homicidios y de las desapariciones del 26 de septiembre y no puede eludir esa responsabilidad.
Es responsable Jos Luis Abarca Velzquez, Presidente Municipal de Iguala.
Es responsable ngel Aguirre Rivero, Gobernador del estado de Guerrero.
Es responsable Jess Murillo Karam, Procurador General de la Repblica.
Es responsable el Comandante del 27 Batalln de Infantera, de Iguala, Guerrero.
Es responsable Salvador Cienfuegos Zepeda, Secretario de la Defensa Nacional
Es responsable Miguel ngel Osorio Chong, Secretario de Gobernacin.
Es responsable Enrique Pea Nieto, Presidente de Mxico.
Todos ellos son responsables en los crmenes cometidos el 26 de septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero: han constituido una fuerza paramilitar que va ms all de los sicarios y pistoleros de la delincuencia, es el Estado el que opera como sicario del narconegocio y de la ocupacin de territorios que pretenden las transnacionales con sus proyectos de muerte.

El ERPI somos una organizacin que lucha contra el Estado mexicano y contra el rgimen de la oligarqua empresarial del pas, por lo que hacemos estas precisiones para que no se desvi la atencin del crimen cometido por integrantes de la Polica Municipal protegidos por el ejrcito y solapados por el gobierno estatal y el gobierno federal. La indignacin que ha provocado en la sociedad este horror que muestra la barbarie que caracteriza a los gobernantes mexicanos, tiene muchas maneras de expresarse, la nuestra desde la ms estricta clandestinidad recoge informaciones del pueblo para ejercer el derecho de castigar a los siempre impunes miembros activos del terror del narcoEstado. Seguimos el ejemplo del pueblo organizado que exige la presentacin con vida de los detenidos-desaparecidos y el castigo a los culpables.

El manto de impunidad que provee el Estado a sus cuerpos narco-paramilitares oficiales le permite encubrir los asesinatos de opositores y de luchadores sociales, como los estudiantes normalistas de Ayotzinapa el 26 de septiembre y como el del ingeniero Arturo Hernndez Cardona y otros dos activistas de la organizacin la Unidad Popular de Iguala hace ao y medio. En aquella ocasin del asesinato del ingeniero Hernndez Cardona y sus compaeros, el mismo Presidente Municipal ahora prfugo- Jos Luis Abarca Velzquez, responsable de los asesinatos y 43 desapariciones del 26 de septiembre, particip directamente en las ejecuciones y no fue detenido ni juzgado en esa ocasin, pese a los testimonios en su contra. Ello demuestra la proteccin que Abarca reciba de todos los niveles del gobierno.

En este ambiente de terror de narcoEstado, se hace necesario el ejercicio de la autodefensa. Se har lo que se tenga que hacer y lo har quien lo tenga que ejercer, sea de los nuestros o no, aunque sabemos que se pretender justificar posibles nuevos crmenes cometidos por el Estado en contra de luchadores sociales y civiles desarmados, adjudicndoselos a un enfrentamiento entre dos o ms fuerzas ajenas al Estado, y nada mejor que una de ellas sea una organizacin del narco, caracterizada por luchar contra el pueblo y a la cual el gobierno supuestamente quisiera eliminar.

Advertimos al rgimen que ser responsabilizado de cualquier acto de represin y persecucin que cometa contra las y los estudiantes, maestros, comunidades y organizaciones que se estn movilizando, los organismos defensores de derechos humanos, los presos y ex presos polticos y los periodistas que defienden del derecho del pueblo a exigir justicia y a protegerse del terror de Estado.

El ERPI no es una organizacin que se involucre en conflictos entre crteles del narcotrfico o entre grupos de la delincuencia organizada, pues no desconoce que detrs de cada uno de ellos, e incluso como sus mandos, se encuentran altos funcionarios del gobierno, del ejrcito y de diversos cuerpos policiacos.

Nuestro enemigo es el Estado Mexicano y los poderosos del pas. Construimos desde abajo el poder popular para que el pueblo mismo tome las decisiones que le corresponden en cualquiera de los aspectos de su vida, para que se defienda por s mismo, como se dice en las Tesis para el cambio, documento del ERPI en el que se indican los principios que nos han guiado desde nuestro surgimiento en 1998.

El narcotrfico, ms que haber penetrado al Estado, se ha fundido con l en un solo ente y por eso se puede hablar de narco-estado e incluso de un narco-capitalismo, aunque a nivel individual muchos funcionarios participen en grupos criminales distintos y por eso hay enfrentamientos en los que de un bando o de otro actan funcionarios pblicos y miembros del ejrcito y de las policas.

Eso es lo que acontece en Guerrero actualmente y en casi todo el pas.

Por eso en Guerrero y en todo Mxico el enemigo del pueblo no es solamente uno de los crteles sino el Estado mexicano en su conjunto. De nada servira que un crtel fuera eliminado si su lugar lo ocupara otro, como hasta el momento ha pasado dondequiera que algn grupo dentro de un gobierno estatal o del gobierno federal ha combatido a alguno de los crteles para solo reorganizar el mercado y repartirse cuotas del poder poltico y econmico.

La lucha popular es contra el narco-estado mexicano y en estos momentos va dirigida fundamentalmente a exigir la presentacin con vida de los estudiantes desaparecidos y el castigo para los responsables y a recobrar nuestro derecho a ejercer la soberana popular, psele a la mafia en el poder que se cree invencible e impune. Hoy atacan a los normalistas por ser jvenes y rebeldes, as como lo hicieron con las comunidades indgenas, movimientos estudiantiles, trabajadores, mujeres y periodistas que resisten con dignidad.

Lograr la presentacin con vida de los detenidos-desaparecidos y el castigo a los culpables, son algunas de las formas de ejercer el poder popular porque as el pueblo hace valer su decisin de que se haga justicia.

CON EL PODER POPULAR, EL PUEBLO UNIDO VENCER!
VIVOS SE LOS LLEVARON, VIVOS LOS QUEREMOS!

Por la Direccin Nacional del Ejrcito Revolucionario del Pueblo Insurgente:
Comandante Insurgente Hermenegildo
Comandante Insurgente Cuauhtmoc
Comandante Insurgente Santiago

Repblica Mexicana a 17 de octubre del 2014.

Copyright © 2019 El Discurso · eldiscurso.com.mx
powered by

Visitas: 5405822