15 de Agosto de 2018 | La Realidad Política
El Discurso - La realidad política  El Discurso - FacebookEl Discurso - Twitter

Comunicado del EZLN en conmemoracin Matanza Acteal

El Discurso
Sábado, 22 de Diciembre de 2012

Conmemoracin Matanza Acteal EZLN. Foto Navaphotos       ver galería

Organizacin de la Sociedad Civil Las Abejas

Tierra Sagrada de los Mrtires

Acteal Chenalvo, Chiapas. Mxico

22 de diciembre del 2012

A la Opinin Pblica

A los medios de Comunicacin Estatal, Nacional e Internacional

A los medios alternativos

A la Sexta Internacional

A los Adherentes de La Otra campaa

A las organizaciones independientes

A los defensores de derechos humanos no Gubernamental

Hermanos y hermanas

Cuentan nuestros abuelos y abuelas mayas segn el Pohpol Vuh, que los gemelos de nombres Hunapu e Ixbalanque decidieron luchar contra los seores de xibalba (inframundo/ mal y el malo) para acabar con toda la violencia, la injusticia y la muerte que padecan nuestros abuelos de aquel entonces. En la lucha, los gemelos triunfaron y con su fuerza y sabidura vencieron la oscuridad y la muerte, y entonces, hicieron nacer la vida, la paz, el amor, la justicia y la tranquilidad. Hoy, nosotros de Las Abejas los guardianes de la memoria y la esperanza de siempre, seguimos este ejemplo digno y continuamos esta lucha en la defensa de la vida.

Decimos esto, porque hace ya dos dcadas, hace 20 aos atrs; nosotros y nosotras los y las Tsotziles, nos cansamos del olvido, de la represin y opresin, y entonces comenzamos una lucha activa por la defensa de los derechos humanos, por el respeto y reconocimiento como pueblos que somos. Ya que la forma de vida que nos impusieron de arriba hace ya ms de 500aos nos ahoga, absorbe nuestra sangre y extermina nuestra existencia humana. Y ese modelo de vida es el sistema capitalista y que ahora es el causante de todos los males que hoy en da existe.

Pues mucho antes, nuestro mundo todo era de oscuridad, debilitado estbamos, vivamos en un escenario en donde no hay salida ni opcin frente al olvido y la muerte. Pero entonces, mientras toda pareca oscuridad una luz ilumino nuestro camino, un pensamiento se desarrollo en nuestra mente, una energa surgi en nuestro corazn, y luego todo se concreto en una fuerza y en una idea. Apareci entonces en nuestro pensamiento que nacimos libres, que hay esperanza, que hay alternativas frente al sistema de muerte. Que es posible vivir y seguir viviendo de una manera diferente, vivir en equilibrio con todo como nos dijeron y nos ensearon los abuelos, los ms primeros pues. Entonces, nosotros los que no existimos, lo asesinados, los despojados y los negados dejamos a un lado el miedo y comenzamos a luchar por lo que somos, por lo que queremos y por lo que creemos; y enfrentamos el sistema de muerte (el capitalismo) luchando de manera pacfica. Y por eso cuando encarcelaron injustamente a 5 de nuestros hermanos de la comunidad de Tzajalch en ya no nos dejamos y organizamos una peregrinacin para exigir su libertad inmediata y de esa manera naci entonces el movimiento social sociedad civil pacifista Las Abejas el 10 de diciembre de 1992., con una misin de defender los derechos humanos; respeto y reconocimiento de los pueblos originarios. Desde un principio, nosotros y nosotras Las Abejas definimos una postura muy clara, la de ser pacifistas y con un mtodo de lucha No Violenta activa.

Sin embargo, en el camino por la defensa de los derechos humanos y por el reconocimiento nicamente encontramos ms violencia, ms muerte, ms guerra, ms exterminio y ms olvido. Pues el seor de xibalba (mal gobierno) cre y desarrollo estrategias de muerte y de exterminio y en un contexto de guerra de contrainsurgencia diseada por el Estado Mexicano en el llamado: Plan de campaa Chiapas 94, en los aos que comprende de 1995-1997, militarizo nuestras comunidades y municipios. Luego con la militarizacin se formaron los paramilitares que salieron de nuestras comunidades, priistas y cardenistas del municipio oficial Chenalh. Que fueron armados y entrenados por la Polica de Seguridad Pblica del Estado de Chiapas, del Ejrcito Mexicano y financiados por el Gobierno Federal. Ms tarde los paramilitares provenientes de diferentes comunidades de Chenalh nos masacraron en el 22 de diciembre de1997., con el fin de sembrar miedo y terror en nuestro movimiento social y hacia todas las organizaciones antisistmicas que denuncian las injusticas y las violaciones a los derechos humanos. En la masacre murieron 45 hermanos y hermanas nuestras de las cuales 21 mujeres 4de ellas embarazadas; 15 nios, 9 hombres, mas 25 lesionados. La muerte de nuestros hermanos cumplieron con el principio ms difcil de nuestra organizacin, que es el de defender la vida y no quitarla; y cuando es necesario entregarla.

El delito que cometimos fue organizar una jornada de ayuno y oracin para que haya Paz, justicia, dignidad y cese de violencia que hacan los paramilitares. nicamente pedamos eso, solo paz para nuestros pueblos y para el mundo, pero los gobiernos de aquel entonces como Ernesto Zedillo Ponce de Len presidente de la repblica, Julio Cesar Ruz Ferro gobernador del estado de Chiapas, Mario Renn Castillo el mando de la VII Regin Militar y artfice de la guerra encubierta contra los Zapatistas; Miguel ngel Godnez Bravo ex secretario de la Defensa Nacional, Emilio Chuayffet el ex secretario gobernacin y el presidente municipal de Chenalh Jacinto Arias Cruz lo vieron como un mal para la sociedad. Inclusive Ernesto Zedillo Ponce de Len en la televisin ante la nacin mexicana, argument que la masacre de Acteal no es un crimen de estado sino un conflicto intercomunitario; y cnicamente se atrevi a llamarnos salvajes, violentos e irracionales; por eso nosotros y nosotras con toda dignidad le preguntamos a la patria quines son los salvajes, los irracionales y los violentos?, a caso son ellos de arriba quines entregan y entregaron sus vidas para hacer nacer la paz, el amor, la justicia y la esperanza?, sabemos que no!, Zedillo nos llamo as por miedo porque el trabajo que hacamos lo ve como una amenaza en contra de su imperio, porque nuestras armas que son: nuestra palabra y nuestros sueo es una arma poderosa que no existe modo de detener.

Hoy a 15 aos de la masacre de Acteal el gobierno sigue negando que es un crimen de estado, y lejos de hacer una investigacin a fondo, sigue con su estrategia de contrainsurgencia para hostigar a nuestra organizacin Las Abejas y a los sobrevivientes, para crear conflicto y/o divisin en las comunidades y organizaciones que luchan. Esta actitud gubernamental ha estropeado la justicia real y el reconocimiento de la verdad sobre los hechos de la masacre. Adems, este clima ha favorecido en gran medida la reactivacin de los paramilitares de Chenalh ejemplo lo tenemos; a las 11:30 horas de la noche del 11 de diciembre del presente, en la colonia Puebla del municipio de Chenalh fue sorprendido Lorenzo Gmez Gmez portando una escopeta calibre 410, integrante del PRI y paramilitar con antecedente penal por hecho previos de la masacre de Acteal. Tras enterarnos, nosotros les exigimos a las autoridades de Chenalh que realicen una investigacin a fondo sobre el caso, de la cual se negaron justificando que no pueden intervenir ni romper con las tomas de decisin de la propia comunidad.

As mismo, contina esta cadena de manipulacin, de ingobernabilidad y de corrupcin. Porque han pasado ya tres sexenios, pero ningn gobierno ha tenido voluntad de dictar solucin al caso Acteal; todos estos aos que ha transcurrido nicamente se han empeado a crear condiciones de olvido, de impunidad e injusticia. En consecuencia, hoy en da no existen condiciones de no repeticin de hechos, mentiramos si decimos que Acteal ya no se va repetir porque que el crimen de estado de lesa humanidad se ha dejado a la impunidad, y los autores materiales e intelectuales gozan de total libertad. No hay justicia, no hay verdad y no hay vida slo muerte y violencia.

Entonces preguntamos, todos estos aos de lucha, de resistencia que hemos hecho ha servido de algo? en algo contribuye este trabajo compartido?, aporta algo este esfuerzo diario que hacemos en nuestras comunidades? nosotros decimos que s. Que tal vez, no hayamos podido transformar el mundo por completo porque la violencia sigue, la muerte y el descontento aflora donde sea, y porque los malos gobiernos siguen violentando los derechos humanos da y noche, pero confirmamos que nosotros s hemos cambiado, nos hemos transformado como persona, como comunidad, como pueblo, organizacin y nacin que somos. Porque a 20 aos de Las Abejas ya no somos los mismos como antes. Ya no caminamos encorvados. Ya no somos sumisos ante un poder y ante el mal gobierno federal y estatal. Ya no creemos en las instituciones gubernamentales. Ya no creemos en nada de los partidos polticos. Nosotros ya nos hemos hecho fuertes tan fuertes como otros personas que han decidido tomar el destino en sus propias manos, al igual que nuestros hermanos zapatistas nuestra lucha ha hablado ya en Tsotzil, Tzeltal, Mam, Tojolabal, Chol, Quiche, Castellano, Ingls, Francs, Noruego entre otros. Adems, hoy ya hemos levantado la vista para mirar de lejos, hemos alzado la voz para ser escuchados; ya no hay mas temor en nuestros corazones porque ya no tememos equivocarnos, ahora ya nos defendemos porque hemos aprendido a defendernos.

Todo esto que hemos aprendido y logrado con el tiempo, es lo que nos permitir luchar con dignidad y transformar el mundo y la sociedad hasta lograr este mundo que queremos. Porque este ao nos espera tiempos difciles. Pues, 1 de diciembre de 2012 Enrique Pea Nieto tom protesta como nuevo presidente[1] de Mxico, pero, del Mxico neoliberal y capitalista. Un presidente al servicio de los ricos y poderosos que quieren aduearse de nuestro Mxico verdadero. Un presidente de Televisa, TV Azteca. Decimos esto, porque para nosotros, ser un presidente como actor de una telenovela, que su papel ser el de un ttere maniobrado, literalmente, por los poderosos polticos y empresarios.

Una de las promesas de Pea Nieto en su campaa electoral es de seguir con la mano dura y no tard ni un da de haber tomado su poder. Y su promesa lo cumpli reprimiendo y encarcelando a manifestantes del Distrito Federal y en Guadalajara, contra su imposicin. No nos extraa la actitud de este seor, porque tiene un corazn chico[2] y muy malo, el pueblo de Mxico no lo ha olvidado ni lo olvidar. Pea Nieto cuando era gobernador del Estado de Mxico reprimi y encarcel criminalmente a los compaeros y compaeras de San Salvador Atenco y sus policas violaron a mujeres. Este crimen sigue impune. Cuntos crmenes cometer Pea Nieto en su sexenio? Cunta sangre del pueblo mexicano derramar por rdenes de su mafia poltica y econmica?

A caso los polticos corruptos creen que nuestra memoria es corta? El gabinete de Enrique Pea Nieto son profesionales en saqueos de patrimonios nacionales y de masacrar a pueblos y organizaciones disidentes.

Adems, Emilio Chuayffet Chemor quien ahora es titular de la Secretara de educacin Pblica(SEP). Le preguntamos: qu va a hacer en la educacin pblica? ser la de ensear cmo se masacran nios y nias? No nos olvidamos que Chuayffet era Secretario de Gobernacin cuando sucedi la masacre de Acteal y saba lo que iba a ocurrir y no evit la masacre. En una entrevista con Carmen Aristegui, Chuayffet asume y dijo Acteal ser una huella indeleble en mi carrera poltica. Pero nosotros Las Abejas y sobrevivientes de Acteal, le decimos que la sangre de mujeres y nios y nias inocentes de Acteal, le juzgarn por siempre. Emilio Chuayfet Chemor secretario de la SEP es uno de los autores intelectuales impunes de la masacre de Acteal.

Volvemos a aclarar que la demanda contra Ernesto Zedillo Ponce de Len en la Corte de Conectticut no la hizo los sobrevivientes de Acteal, por ser de carcter civil que slo le quieren sacar dinero. Nuestra postura es clara y nuestra exigencia de justicia contra Zedillo es la de llevarlo a juicio y responda penalmente por responsabilidad en el caso Acteal. Aunque haya conseguido la inmunidad de parte del gobierno de Estado Unidos, eso no quiere decir que ya est libre porque su inmunidad no es universal. Vaya a donde vaya, su crimen, la sangre de Acteal le reclamar cuentas y su conciencia no le dejar vivir en paz por ser el principal autor intelectual.

Aunque Manuel Velasco Cuello en su toma de protesta haya saludado a los movimientos sociales en especial a nuestros hermanos Zapatistas eso no significa que va respetar los pueblos indgenas o que va cumplir los acuerdos de San Andrs firmado el 16 de febrero 1996, entre los representantes del gobierno y la delegacin Zapatista. Sabemos que cuando mencionan el nombre de las organizaciones y movimientos sociales es para que puedan sostener un falso discurso y poder decir que su gobierno ser democrtico, incluyente y plural. Porque dicho acto poltico, as lo hizo Pablo Salazar Mendigucha y Juan Sabines Guerrero y lo nico que hicieron fue administrar los conflictos intercomunitarios originados por la estrategia de contrainsurgencia que implemento el estado mexicano en contra del levantamiento zapatista.

A pesar de la situacin actual de derechos humanos en Mxico aunada con el olvido y la impunidad de la masacre. Nosotros y nosotras Las Abejas, vamos a seguir construyendo la otra justicia porque en ella hay posibilidad, ah nace la vida. Viviremos construyendo, viviendo en la forma como nos dijeron y nos ensearon nuestros mayores; construyendo este sueo que tenemos que es un mundo justo y necesario, donde se vive con libertad, en equilibrio con todo y donde el amor, la justicia, la paz, la dignidad, la democracia reinan; y la ley de cada da. Porque como habamos dicho, que en este ao 2012 no es el fin el mundo como lo argumentan los medios y el gobierno sino nicamente se da un proceso de transicin; el cierre del ciclo de la violencia, de la oscuridad y la muerte, y comienza una etapa de luz que da vida, en un escenario con libertad, justicia, paz, solidaridad y hermandad. Por eso, en este 20 aos de lucha invitamos a sumarnos todos, a todos los hombres y mujeres conscientes y a los que no estn; estamos invitados todos y todas: estudiantes, maestros, artistas, intelectuales a luchar juntos, a caminar bajo la misma bandera, a andar con nosotros en la resistencia, en la construccin de la autonoma y en el buen vivir; porque esta lucha y la construccin de la autonoma no tiene final, es la vida, es el aire que se respira de manera constante, se vive y se construye de diario.

Por lo anterior exigimos

Justicia a los autores materiales e intelectuales de la masacre.

Libertad inmediata e incondicional a Alberto Patishtan y los dems presos polticos

Respeto a la construccin de nuestra autonoma y la libre determinacin.

Viva los pueblos organizados

Viva la lucha por la paz, justicia y dignidad

Viva la Paz, viva la memoria, viva Las Abejas

ATENTAMENTE

La Voz de la Organizacin Sociedad Civil Las Abejas

Copyright © 2018 El Discurso · eldiscurso.com.mx
powered by

Visitas: 4045547