20 de Marzo de 2019 | La Realidad Política
El Discurso - La realidad política  El Discurso - FacebookEl Discurso - Twitter

El voto til de Espino y el tonto intil de Fox

Luis Villegas Montes
Martes, 05 de Junio de 2012

El caso, Vicente Fox, es un voto convenenciero que, para colmo, se emite sobre la base de fobias personalsimas. Foto: Octavio Nava       ver galería

S, s, ya lo s, se supona que tengo una entrega pendiente,
MXICO, DISTRITO FEDERAL. MAYO DE 2012. 3 DE III PARTES, y el compromiso de escribir sobre un libro, Mxico 2012. Desafos de la consolidacin.1 S, de veras que s lo entiendo, pero resulta que soy veleta. Y no lo soy porque yo quiera, no seor, lo soy porque como cualquier escritor que se respete, aunque nada ms tenga dos o tres lectores, en mi caso no pasan de 28 -segn dicen (y mi mam no cuenta porque es fan obligada)-, el asunto es que me han emplazado, so pena de dejar de leerme (gulp!), a que escriba sobre el asunto del voto til que promueve Manuel Espino. Me imagino que la razn es obvia, le estn pidiendo a un ex-panista (yo), que opine respecto de lo que otro ex-panista, Manuel, propone, a fin de que el ciudadano promedio le d sentido a su voto.

Es difcil; yo no puedo evitar sentir simpata por Manuel Espino.

Muchas cosas se decan de l previo a su arribo al CEN del PAN -muy pocas buenas, por cierto-; y en los hechos result que, a la hora de la hora, se descamis porque Felipe Caldern llegara a la Presidencia de Mxico. Yo no s si me veo ingenuo, pero no lo creo. Yo fui testigo de cmo Manuel, y luego Fox, metieron las manos hasta los codos para que Felipe Caldern llegara a ser Presidente de la Repblica.

As que, con todos sus prietitos, lo cierto es que Manuel estuvo a la altura de lo que se esperaba de l como lder del PAN nacional. Ya luego, distanciado del poder por el poder mismo -quiero decir con esto que el poder (quisiera pedirle al lector que reparara en la sutil metfora que equipara al poder, as como sustantivo, con la Presidencia de la Repblica)-, es decir, a partir de que Felipe Caldern distanci de s a quien, en los hechos, fue el segundo artfice de su triunfo (el primero fue Fox), era natural el resentimiento de Manuel; y ah hubiera quedado, pienso yo, de no ser porque el poder se empeo en hacer talco a su otrora benefactor a partir de que este, en legtimo ejercicio de su derecho a la libre expresin, empez a escribir un montn de cosas respecto a los yerros y fallos del poder. No, pos as no.

Quiero decir que el poder, en todo momento, en vez de perseguir a sus crticos (por muy benefactores que fueran), tuvo

expedita la va de dejar de hacer tarugadas como medio de evitar el improperio, la diatriba, la mofa o el escarnio o de hacer caso omiso a sus autores. Como sea, en el caso concreto, resulta que el poder, como las reatas (R e a t a s, no ratas), se rompi por lo ms delgado y decidi correr a Manuel Espino de las filas del PAN. Oiga, ust, el nio es risueo y le hacen cosquillas

Ya puestos, yo no creo, ni por mucho, que Manuel haya sido
el peor Presidente de ese instituto poltico. Comparado con sus
sucesores, de los tres, Germn, Csar y Gustavo, no se hace un medio Manuel. Por eso yo no puedo evitar sentir simpata por Manuel Espino.

Pero de ah a que Manuel salga con que el voto til debe ser
a favor de Enrique Pea Nieto (a) El Bombn, media un mundo de diferencia.

En la jerga electoral, el llamado voto til tiene distintas
connotaciones; para Arturo Sarukhn -embajador de Mxico en los Estados Unidos-, es un voto ponderado, racional, desprovisto de partidismo, por el bien de la Repblica y de un Estado plural, tolerante, justo, democrtico y laico; para Javier Lozano, abogado, catedrtico de la Escuela Libre de Derecho e identificado con el PAN, es el que se destina a un candidato realmente competitivo ante el desplome del que originalmente era de tu preferencia; en tanto que el perredista Jess Ortega nos dice sobre el voto que, lo primero, es no anularlo; y lo segundo, utilizarlo para que gane quien garantiza cambio con democracia y prosperidad para todas y todos;2 en tanto que la diputada prista por el Estado de Hidalgo, Paula Hernndez, nos dice de l que es el que por derecho y obligacin se ejerce por algn partido. Para el especialista Imer B. Flores, en cambio, existen muchos tipos de voto til: El de control, voto plural, voto crtico, etc.3

Para m, el voto til es el voto racional. Es el que se emite al
margen de preferencias personales.

El llamado de Manuel Espino es una trampa; no puede ser voto til el que se emite a favor del puntero; ese sera un voto de conveniencia; un voto como el que promueven Manuel Espino o, para el caso, Vicente Fox, es un voto convenenciero que, para colmo, se emite sobre la base de fobias personalsimas en contra de uno de los aspirantes; ninguno de los dos son personajes que puedan, en la especie, ser considerados imparciales u objetivos; los dos padecen del mismo mal: Una animadversin personal que nubla su juicio y confunde su entendimiento de tal suerte que, en este trance, no es posible tomar con seriedad su dicho.

El voto til es un llamado a la inteligencia del elector para
que vote por la mejor opcin, a su juicio, cuando todas las dems alternativas (incluida la de sus preferencias personales) ya no son viables, como sera el caso de Josefina Vzquez Mota y de Gabriel Quadri, quienes en esta etapa del proceso ya no tienen la menor posibilidad de llegar.

El voto til es todo lo opuesto a aquello que nos proponen
ambos personajes pues, como queda dicho, es un voto que se emite atendiendo a la razn, no a la faccin; al entendimiento, no a la animadversin; al clculo, no al arrebato; a la reflexin, no a la pasin. En suma, voto til es aquel que se emite por la conviccin que genera la necesidad de un cambio autntico de rumbo y no aquel que se alimenta de una animadversin cultivada durante aos.

Difcil decisin la de los panistas de esta hora, quienes debern debatirse entre seguir la lnea institucional del Partido a favor de una candidata y una candidatura que hace aguas por todos lados, hacerse eco del llamado de estos exlderes blanquiazules o hacer uso de sus propias facultades intelectuales para decidir lo mejor para Mxico. El tiempo dir de qu estn hechos.

Copyright © 2019 El Discurso · eldiscurso.com.mx
powered by

Visitas: 4794316