19 de Enero de 2019 | La Realidad Política
El Discurso - La realidad política  El Discurso - FacebookEl Discurso - Twitter

Sin respuesta del Estado la desaparicin forzada de miembros EPR


Martes, 15 de Mayo de 2012

Familiares de guerrilleros EPR desaparecidos en Oaxaca       ver galería

El Comit de Familiares de Detenidos Desaparecidos Hasta Encontrarlos, los representantes legales y organizaciones solidarias denuncian simulacin, engao, burla y perversidad por parte del Estado Mexicano al dar por muertos a los desaparecidos Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Snchez.

El Estado Mexicano, ante la proximidad del 5 aniversario de la desaparicin forzada de los luchadores sociales Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Snchez (25 de mayo), mont una operacin de simulacin y engao para aparentar ante familiares y ante la COMED que se estaba avanzado en las investigaciones para resolver el caso con el objetivo de impedir o inhibir la denuncia pblica y las actividades que llevan a cabo familiares y organizaciones de derechos humanos y populares en el marco del aniversario y de la Campaa Nacional contra la guerra de Caldern, por la justicia y castigo a los criminales de Estado.

El pasado 10 de abril del presente ao la familia de Edmundo Reyes Amaya y los abogados representantes de la coadyuvancia fueron notificados sobre la decisin del gobierno de llevar a cabo una diligencia de exhumacin para descartar una supuesta lnea de investigacin que haba permanecido inactiva durante 5 aos, por la falta de voluntad poltica del Estado y dar con los responsables de este crimen de lesa humanidad. La certeza y la forma dolosa con que fue brindada la informacin a la familia dio un margen muy alto de posibilidad de encontrar en esta diligencia el cuerpo de una persona cuyas caractersticas eran similares a la de Edmundo Reyes Amaya y que en reiteradas ocasiones el gobierno federal aseguraba saber su paradero. En tanto que jams proporcion informacin alguna respecto al paradero de Gabriel Alberto Cruz Snchez. Tratando con ello de dividir el caso y a los familiares en su lucha por la presentacin con vida de los desaparecidos.

Ante la seguridad con la que se manejaba esta informacin, los familiares, tanto de Edmundo como de Gabriel con el fin de avanzar en las investigaciones y no obstaculizar este proceso, y en un acto de buena voluntad, accedimos a practicar la diligencia, la cual se llev a cabo del 30 de abril al 4 de mayo del presente ao. Sin embargo, al practicar la diligencia que se prolong por varios das, nos encontramos con una serie de engaos y falta de seriedad por parte del gobierno estatal y federal al no tener una lnea clara de investigacin y montar un escenario de posibilidades al encontrar diversos cuerpos, que no correspondan al de nuestros familiares, con lo que se nos someti a un desgaste fsico y emocional al llevarnos a un proceso de exhumaciones sin sentido, en el que fuimos re victimizados.

En estas circunstancias y al fracasar en su intento de encontrar el cuerpo que corresponda segn a Edmundo Reyes, el gobierno estatal condiciono la voluntad poltica y de recursos para aceptar realizar nuevas diligencias, orientadas a dar por muertos a los detenidos desaparecidos, con lo que el derecho de acceder a la verdad y a la justicia es anulado de facto, cuando es obligacin del Estado investigar y dar con el paradero de las vctimas de desaparicin forzada y castigar a los responsables.

La premura del gobierno mexicano de realizar esta diligencia, la presin hacia los familiares para aceptar la hiptesis de que uno de los desaparecidos pudiera estar muerto, aunado a que en la exhumacin no se encontr el cuerpo que se haba dicho que pudiera ser de uno de ellos, demuestra la perversidad del Estado mexicano que ao con ao, ante la proximidad de un aniversario ms inventa supuestos avances en las investigaciones.

La diligencia de exhumacin para encontrar a quien supuestamente puede ser Edmundo Reyes Amaya implic que en los hechos el Estado mexicano presume la muerte de dicho luchador social; sin embargo, en las investigaciones ministeriales NO existe dato alguno que lleve notoriamente a dicha conclusin. Basta decir, que la indagatoria que se inici a partir que se encuentra dicho cadver no contiene actuacin alguna tendiente a establecer las circunstancias de lugar, tiempo y modo de la muerte de esa persona, as como el lugar en que fue inhumada.

Consideramos que antes de llevar a cabo otra diligencia de exhumacin, es necesario que el Estado mexicano demuestre, mediante pruebas fehacientes y que obren en las indagatorias que se llevan a cabo tanto en la Unidad Especializada en Investigacin de Terrorismo, Acopio y Trfico de Armas (UEITA) de la Subprocuradura Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) de la Procuradura General de la Repblica (PGR), como en la Procuradura General de Justicia del Estado de Oaxaca, que las lneas de investigacin relativas a que los desaparecidos se encuentran vivos han sido agotadas y, en su defecto, consecuentemente se determine la suerte o paradero de los mismos. De lo contrario, ser intil detener y procesar a personas si no se tienen pruebas suficicientes en los procedimientos penales para incriminarlos, pues ello, lejos de beneficiar propiciara la impunidad a largo plazo.

Cabe decir, que la la Corte Interamericana de Derechos Humanos, al resolver el caso Radilla Pacheco -que justamente conden al estado mexicano por una desaparicin forzada- reiter que el deber de investigar es uno de medio, no de resultado, ello no significa, sin embargo, que la investigacin pueda ser emprendida como una simple formalidad condenada de antemano a ser infructuosa. Al respecto, el Tribunal ha establecido que cada acto estatal que conforma el proceso investigativo, as como la investigacin en su totalidad, debe estar orientado hacia una finalidad especfica, la determinacin de la verdad y la investigacin, persecucin, captura, enjuiciamiento y, en su caso, la sancin de los responsables de los hechos.

La desaparicin forzada de Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Snchez, fue reconocida y aceptada por la CNDH, debido a la presin y exigencia de organizaciones populares, familiares y la COMED, motivo por el cual emiti una recomendacin al Estado Mexicano (07/2009), quien se vio obligado a reconocer este crimen. En consecuencia es el Estado quien tiene completa responsabilidad intelectual en estos hechos y es quien sabe perfectamente en dnde estn los desaparecidos y quienes son los responsables materiales.

La perversidad y el engao se configura al confirmarse que la diligencia fue un acto planeado y de simulacin ante la premura del aniversario y por la presin de las organizaciones populares y polticas que exigen la presentacin con vida de los detenidos desaparecidos; y la intensin de que los familiares caigan en el juego de dar por muertos a los desaparecidos y con ello tambin garantizar la impunidad a los responsables de este crimen de lesa humanidad.

Lo anterior demuestra que la desaparicin forzada de personas es una poltica de Estado que se ha incrementado con la llegada del PAN al poder y en el contexto de supuesta guerra contra el narcotrfico con la intencin de paralizar y desarticular a los movimientos populares, causar miedo y terror en la poblacin e instaurar por la va de los hechos un estado policiaco militar que atente cada vez ms en contra del pueblo mexicano.

Por lo tanto tenemos la certeza de que Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Snchez se encuentran vivos en alguna crcel clandestina del Estado mexicano y por ello, hoy y siempre nuestro grito de exigencia es vivos se los llevaron, vivos los queremos.

Condenamos la burla y la perversidad con la que el Estado mexicano intento evadir su responsabilidad de presentar con vida a los desaparecidos y castigar a los responsables de la desaparicin forzada, por lo que exigimos:

La presentacin inmediata y con vida de Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Snchez.
Una investigacin que garantice el derecho a la verdad, a la justicia y la no impunidad de los responsables materiales e intelectuales de cometer la desaparicin forzada.
El derecho a la justicia y a la reparacin integral del dao que establezca garantas de no repeticin de estos crmenes de lesa humanidad.
Que se garantice la seguridad de los familiares y organizaciones que han acompaado la exigencia de la presentacin con vida de Edmundo Reyes Amaya, Gabriel Alberto Cruz Snchez, Francisco Paredes Ruiz, Daniela y Virginia Ortiz Ramrez y Lauro Jurez, as como la de todos los detenidos desaparecidos del pas.
Por ltimo, queremos dar a conocer al pueblo en general que, en el marco de la semana internacional del detenido desparecido impulsada por FEDEFAM, familiares de vctimas de desaparicin forzada, organizaciones populares y de derechos humanos realizaremos de manera coordinada en 15 estados de la repblica diversas actividades para exigir la presentacin con vida de los detenidos desaparecidos y el castigo a los culpables.


Comisin de Mediacin reafirma su solidaridad con familiares de Edmundo y Gabriel desaparecidos forzadamente en 2007

En das pasados, se llev a cabo una diligencia judicial de exhumacin de un cuerpo que se pens podra ser el de uno de los desaparecidos del Ejrcito Popular Revolucionario. Luego de una dolorosa jornada, en la que participamos miembros de la COMED, familiares de las vctimas, funcionarios de los gobiernos federal y de Oaxaca, se lleg a la conclusin de que era una pista infundada. Fue importante para nosotros la participacin de antroplogos forenses argentinos que validaron los resultados.

Nuestra decisin de participar en dicha diligencia se bas en dos factores: a) los antecedentes de solicitud, condiciones y aceptacin que hicieron los familiares de Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Snchez; y b) la garanta de que seran forenses externos los que haran tanto la exhumacin como el peritaje final. Pensamos que fue til la realizacin de ese evento, al menos para descartar lneas de investigacin ministerial. Contamos para esto con la invaluable colaboracin de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Es comprensible que las familias Reyes Amaya y Cruz Snchez, luego de la revictimizacin que implic la exhumacin y la prctica de estudios en el lugar de los hechos, se muestren indignados y se sientan engaados. Como siempre, nuestra profunda solidaridad y acompaamiento a ellos y ellas.

Pensamos que es el momento de que se demuestre una verdadera voluntad poltica de investigar por el paradero con vida de los dos militantes desaparecidos. A punto de cumplirse cinco aos de esta desaparicin forzada, se frustran las esperanzas de esclarecimiento del caso y de aplicacin de justicia a los culpables de este nefando crimen. Mxico no tendr Estado de Derecho mientras se produzcan situaciones como la que aqu se denuncia. Nosotros, como Comisin de Mediacin, seguiremos cumpliendo nuestra encomienda en este esfuerzo nacional por lograr condiciones de justicia y paz.

Atentamente.
Mxico, D.F. a 14 de mayo de 2012
La COMED:

Miguel lvarez Gndara, Jorge Fernndez Souza, Dolores Gonzlez Saravia,
Jos Enrique Gonzlez Ruiz, Miguel ngel Granados Chapa (+), Juan de Dios Hernndez Monge, Rosario Ibarra de Piedra, Gonzalo Ituarte, Gilberto Lpez y Rivas, Carlos Montemayor (+),
Pablo Romo Cedano, Samuel Ruiz Garca (+).

Copyright © 2019 El Discurso · eldiscurso.com.mx
powered by

Visitas: 4546961